•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La mayoría de los presos por manifestarse contra el Gobierno de Nicaragua tenían una vida común, eran estudiantes o trabajadores. Incluso, hay dos periodistas arrestados, pero las protestas de abril cambiaron sus vidas de la forma más dramática posible.

La pérdida de libertad para muchos de ellos les impidió continuar sus estudios, seguir trabajando la tierra o informar, además de otras consecuencias.

Tras más de nueve meses de crisis, en Nicaragua hay protestantes presos a quienes se les han negado derechos fundamentales que no se suspenden al estar en la cárcel, como un baño, dormir en una cama, alimentarse, ejercitarse, recibir el sol y tratamiento médico.

Ruth Matute, al borde de la muerte

Desde los 20 años, una enfermedad congénita afecta el corazón de Ruth Matute, quien depende de un marcapasos para sobrevivir. El 4 de enero fue intervenida quirúrgicamente para cambiarle el aparato, pero desde hace una semana está en el hospital bajo tratamiento para combatir una bacteria que adquirió durante el procedimiento y agravó su estado.

Su abogada prepara un escrito para solicitar que se le cambien las medidas cautelares. La madre de Matute teme que de volver a prisión, la mujer muera por su delicada condición de salud.

Ruth Matute manifestante presa en Nicaragua.

Byron Estrada y Nahiroby Olivas: sin comida

En el sistema penitenciario La Modelo, los líderes universitarios Nahiroby Olivas y Byron Estrada estuvieron sin comer durante ocho días, después que en una supuesta revisión de rutina realizada por custodios del penal, les despojaron de los víveres, denunciaron sus familiares. Según la denuncia, sus paquetes de alimentos fueron depositados en un lugar de desperdicios, revolvieron sus alimentos con detergente y los dejaron sin sus objetos personales.

Byron Estrada y Nahiroby Olivas estudiantes presos en Nicaragua

Medardo Mairena y Pedro Mena, durmiendo entre alimañas

El líder del movimiento campesino, Medardo Mairena, describe en una carta divulgada el pasado 24 de septiembre que convive con alacranes, cucarachas y zancudos. En esa carta, Mairena denunció que “no nos sacan de las celdas ni a tomar el sol. Hace mucho calor. A mi amigo Pedro Mena le quitaron su tratamiento, ya que él padece de azúcar y de la presión. El traía su tratamiento en su mochila a la hora que lo arrestaron y se tiene que tomar una pastilla diario”.

El campesino dijo que ambos son tratados de “forma inhumana”. Medardo podría enfrentar una condena de hasta 73 años de prisión.

Medardo Mairena y Pedro Mena, líderes campesinos presos en Nicaragua.

Edwin Carcache, en el limbo jurídico

Conflictos entre el abogado que representa al líder universitario Edwin Carcache y el juez que lleva el caso, generaron estos días una incertidumbre por lo que ocurrirá con la defensa del capitalino.

El abogado Julio Montenegro, de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), solicitó que el juicio contra Carcache y otros cinco jóvenes sea llevado por otro juez, dejando la situación legal en el limbo jurídico.

Edwin Carcache estudiante preso en Nicaragua.

Alex Vanegas tiene prohibido correr

El veterano maratonista Alex Vanegas, arrestado el 2 de noviembre, tiene prohibido correr y saltar en la cárcel. Correr, ha sido su forma de protestar contra el Gobierno. Lo arrestaron en más de cinco ocasiones entre los meses de abril y noviembre, y aunque el delito por el cual lo acusó el Ministerio Público no implicaba encarcelamiento, lleva tres meses en prisión.El veterano maratonista Alex Vanegas preso por correr como forma de protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

Amaya Coppens, sin medicinas

En un video publicado en redes sociales por los eurodiputados, la líder estudiantil belga-nicaragüense Amaya Coppens mostró los morados en sus piernas porque sufre problemas de presión. Amaya es estudiante de medicina y asegura que aunque intenta cuidar a sus demás compañeras que presentan problemas de salud, esto se le dificulta porque no tienen acceso a medicamentos.  Coppens fue capturada el 10 de septiembre en León.

Amya Coppens estudiante presa en Nicaragua.

Irlanda Jerez, cinco meses sin ropa

La comerciante y activista Irlanda Jerez ha denunciado que en el centro penitenciario ella y sus compañeras de celda han sido reprimidas y se les niega la atención médica de calidad. “Estuve cinco meses sin ropa, hasta los cinco meses me permitieron la primera mudada, me han quitado comida, paquetería, he sido restringida, intentaron sacarme a medianoche de aquí", expresó la comerciante, quien comparte celda con más de 10 mujeres.

La comerciante Irlanda Jerez, presa por manifestarse en contra del Gobierno.

Miguel Mora: en la oscuridad

El director del canal de televisión 100% Noticias estuvo más de 30 días sin ver el sol, desde que fue detenido el pasado 21 de diciembre, y dormía en el suelo. Tenía una litera, pero estaba sin colchón, sufría picaduras de mosquitos y presentaba problemas en la piel por dormir en el suelo, en la cárcel El Chipote. Este 30 de enero, Mora fue traslado a la cárcel La Modelo de Tipitapa y se desconocen sus condiciones actuales.

Lucia Pineda, en la insalubridad

La falta de condiciones de higiene en la celda afectaron a la periodista Lucía Pineda Ubau, cuando estaba en la cárcel El Chipote. Ahora está en el penal La Esperanza.

La jefa de prensa del clausurado canal 100% Noticias, quien también presenta problemas en la piel por dormir en el suelo, desde la cárcel pidió seguir orando, según el mensaje difundido por el eurodiputado José Inácio Faria, quien la visitó junto a otros parlamentarios europeos en las celdas de la DAJ (El Chipote). Lucía Pineda Ubau está detenida desde el 21 de diciembre pasado.