• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La misión de eurodiputados que visitó Nicaragua la semana pasada, mostró por primera vez las condiciones en las que viven algunos de los más de 600 presos por protestar contra el Gobierno de Nicaragua en los últimos nueve meses y, además, expuso detenciones arbitrarias.

Con videos y fotografías difundidos esta semana a través de redes sociales, los eurodiputados mostraron por primera vez al público a los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, quienes no habían sido vistos desde que fueron encarcelados el 21 de diciembre de 2018.

Los parlamentarios de la Eurocámara divulgaron videos con declaraciones de Amaya Coppens, Irlanda Jérez y Olesia Muñoz, entre otras prisioneras que relataron la situación que enfrentan en la cárcel.

La eurodiputada Ana Gomes, del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas del Parlamento Europeo, compartió en su cuenta oficial de Twitter un total de once videos cortos de la visita que realizaron a la cárcel de mujeres La Esperanza, en Managua.

Las imágenes revelan el estado de ánimo de las reclusas que han sido sentenciadas o están enjuiciadas por participar en las protestas antigubernamentales.

DISCRIMINACIÓN

Patricia Sánchez, una de las prisioneras, aseguró que no tienen acceso a nada de lo que le permiten a las prisioneras por delitos comunes.

“Nuestras ropas, nuestras sábanas, nuestra ropa interior, están tendidas en el techo”, afirmó.

Agregó que el espacio en el que permanecen es pequeño. Otro grupo, que aparece detrás de unas verjas, afirmó que no les permiten hacer llamadas a sus familiares.

La joven estudiante Amaya Coppens, capturada en León por liderar las protestas estudiantiles, dijo a los parlamentarios europeos que a las detenidas no les permiten que les pasen medicamentos y que, aún con esa limitación, “intenta cuidar a sus compañeras”.

Coppens mostró los morados en su pierna debido a problemas de presión.

Los eurodiputados Mark Demesmaeker y Mireille d´Ornano también compartieron videos de Coppens en sus redes sociales, en los cuales describieron a la universitaria como “una mujer joven y fuerte”.

Además: Jueza deja en el limbo al maratonista Alex Vanegas

“El régimen la llama ‘terrorista’, por lo que Amaya tiene una sentencia de prisión muy dura sobre su cabeza. Sin embargo, sigue siendo combativa y alegre, una actitud admirable”, escribió Demesmaeker en su cuenta de Twitter.

La comerciante Irlanda Jérez, otra de las protestantes presas, dijo a los eurodiputados que el Gobierno la condenó sin ser llevada a ninguna audiencia.

“No he sido llevada a ninguna audiencia, fui secuestrada el 18 de julio de este año en Managua con un sinnúmero de paramilitares, policías, personas encapuchadas. Estuve 48 horas en El Chipote, siendo investigada, me incriminaron terriblemente, allí no me llevaron comida, me dieron agua drogada. Fui drogada en El Chipote”, dijo Jérez a los eurodiputados.

En los videos se observa a un grupo de reclusas agrupadas alrededor de una pequeña ventana que tiene un cedazo metálico y barrotes de hierro, y se escucha cuando un eurodiputado les pregunta a todas: ¿A cuánto tiempo las han condenado? Y varias empiezan a decir diferentes años de condena que les impuso el sistema judicial, las cuales van desde 7 hasta 30 años de cárcel.

Olesia Muñoz aprovechó la visita de los parlamentarios europeos para relatar la forma en que fue detenida en Niquinohomo, donde formaba parte del coro de la Iglesia católica.

Muñoz dijo que quienes llegaron a realizar las capturas llevaban orden de matar y que su casa fue atacada a balazos por parapolicías (civiles armados encapuchados) que llegaron en compañía de agentes policiales.

Por último, la eurodiputada Gomes compartió un video en el cual dos mujeres expresan entre llantos que en los últimos siete meses no han podido ver a sus hijos ni una sola vez.

MORA Y PINEDA

El eurodiputado portugués José Inácio Faria publicó videos de Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau en sus celdas de El Chipote.

El ambiente en el que los eurodiputados encontraron a Mora impactó a Faria, quien no dudó en criticar las condiciones en las que se encuentra el detenido.

“Condiciones subhumanas para presos de conciencia. Condiciones subhumanas en las cárceles ofrecidas por el régimen. Pido libertad inmediata para estos ciudadanos que no son delincuentes y que solo aman su país”, escribió el parlamentario en el tuit que acompaña la primera imagen que se conoció de Mora en prisión.

La semana pasada, Ramón Jáuregui, quien presidió la comisión de 11 eurodiputados que estuvo en Nicaragua entre el 23 y 26 de enero, dijo que Mora tenía 35 días en una celda sin poder ver el sol.

En tanto, Javier Nart, otro diputado del Parlamento Europeo, indicó que Mora duerme en el suelo, que tiene una litera sin colchón y que además su visión está siendo afectada por no poder contar con iluminación artificial o natural.

Faria también publicó un video de la periodista Lucía Pineda Ubau, quien desde la cárcel envió un mensaje al pueblo de Nicaragua.

El eurodiputado acompañó la publicación del video con un mensaje que dice: “Libertad de prensa no es delincuencia… Único delito de la valiente periodista es defender prensa libre, denunciar represión y atentados a derechos humanos”.

La misión de eurodiputados afirmó en Managua, hace 8 días, que Nicaragua necesita con urgencia de un diálogo, pero para instalarlo es imprescindible que se libere a los protestantes presos y que el Estado respete los derechos fundamentales y garantice elecciones transparentes.