• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, advirtió a Cuba que Estados Unidos no se quedará pasivo ante su "maligna influencia" en naciones como Venezuela y Nicaragua.

“La influencia maligna de Cuba es evidente en Venezuela y Nicaragua, donde el régimen de Daniel Ortega está oprimiendo a las personas y negándoles sus derechos básicos. Venezuela merece ser libre y Nicaragua merece ser libre”, dijo Pence.

El funcionario de la Casa Blanca, quien sostuvo un encuentro con líderes de la comunidad venezolana en el sur de la Florida, también lanzó una advertencia a Nicolás Maduro.

"Estados Unidos seguirá ejerciendo toda la presión diplomática y económica para lograr una transición pacífica a la democracia, pero quienes están observando deben saber esto: todas las opciones están sobre la mesa", advirtió Pence.

El vicepresidente de Estados Unidos dijo que la “lucha” que sacude a Venezuela es “entre la democracia y la dictadura” y aseveró que este es el momento en que ese país “recupere la libertad”.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro / EFEPence expresó al comienzo de su exposición el orgullo de poder decir que Estados Unidos ha sido la "primera nación en la tierra en reconocer a Juan Guaidó", titular de la Asamblea Nacional, como presidente encargado de Venezuela.

Tras asegurar que la "dictadura de Maduro está destrozando Venezuela", dejó claro que ya "no es tiempo de diálogo", sino "tiempo de acción" e instó al mandatario venezolano a que abandone el poder.

"Maduro debe irse", expresó Pence, para agregar: "El tiempo para el final de Maduro ha llegado" y el Gobierno estadounidense "continuará su presión" para respaldar una "transición pacífica hacia la democracia" en ese país.

El funcionario destacó el "coraje" de Guaidó y su familia ante los actos de intimidación que padece a manos del régimen venezolano, entre otros la reciente visita policial a su casa con la intención de interrogar a su esposa”, algo que la Policía niega.

El martes, el asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, anunció sanciones la petrolera venezolana Pdvsa, a la que se le congeló US$7,000 millones en activos en Estados Unidos.

Las sanciones también afectaron a Alba de Nicaragua Sociedad Anónima (Albanisa), empresa nicaragüense que está ligada accionariamente a la estatal venezolana Pdvsa.

“A través de las sanciones a Pdvsa, Estados Unidos también ha sancionado a Albanisa de Nicaragua, la empresa mixta del Gobierno con Pdvsa y fondo ilícito del régimen corrupto de Nicaragua”, dijo Bolton en su cuenta de twitter.

Albanisa es la empresa que se conformó para manejar los fondos que entraban a Nicaragua de la cooperación venezolana.