• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Desde hace años la laguna de Tiscapa está bajó tratamiento con la aplicación de microorganismos y oxígeno para revertir su contaminación, pero cada invierno los esfuerzos por recuperar su estado natural quedan en un punto neutro, ya que cae una gran cantidad de sedimentos, sustancias químicas y basura desde los cauces que llegan hasta el cráter.

“Hasta cierto punto se están desperdiciando recursos. Tratan de mantenerla con vida, pero no intentan curar la enfermedad”, afirma un ambientalista que pidió el anonimato.

Lea: Turismo recibiría tiro de gracia con reformas tributarias advierte Canatur

Para este año, según el presupuesto de la Alcaldía de Managua, C$5.5 millones serán invertidos para seguir con la deseada recuperación de la laguna de Tiscapa.

Desde hace años la laguna de Tiscapa está bajó tratamiento con la aplicación de microorganismos y oxígeno para revertir su contaminación. Archivo/END

Según el ambientalista, tres cauces de Managua continúan arrastrando aguas hacia la laguna. “La solución es desviar esos cauces, no hay otra. Lo demás que se haga, es paliativo”, precisó.

La Alcaldía ha optado, sin embargo, por mantener recursos para tratar de revertir la contaminación de las aguas. Desde hace años la laguna recibe microorganismos que controlan los niveles de nutrientes y evitan la proliferación de algas.

En el 2018, según el presupuesto de la comuna, se destinaron C$5.5 millones de córdobas para dos proyectos consistentes en la continuación de la aplicación de microorganismos eficientes para la calidad del agua, sustitución de equipos de monitoreo químico, mantenimiento de equipos de ultrasonido, periféricos y bombas de agua sumergibles.

También: Nicaragua desaprovecha Fitur 2019

El otro proyecto es la continuación o segunda fase del estudio de dinámicas de flujo superficial y subterráneo y tasa de sedimentación de la laguna.

En 2019, el presupuesto es similar y está destinado a las mismas actividades. El único cambio es que el dinero destinado para la aplicación de microorganismo son C$3.2 millones, C$200 mil más que 2018. Para el estudio de dinámicas de flujo se destinó C$2.3 millones, C$200 mil menos que el año pasado.

Según un ambientalista, tres cauces de Managua continúan arrastrando aguas hacia la laguna. Archivo/END

De acuerdo con las especificaciones del proyecto, el objetivo es aplicar 1,200 litros de microorganismo, para eso se contratará a una empresa especialista en el tema.

El único concejal de la Alcaldía de Managua por el partido Ciudadanos por la Libertad, Sellin Figueroa, coincide que mientras no haya un desvió de los cauces, la laguna continuará contaminándose.

De interés: El turismo sube 3% en las Américas, en 2018

“Realmente la Alcaldía debió haber hecho un proyecto para desviar esos cauces que están contaminando”, aseguró.

Figueroa pidió transparencia en la contratación de la empresa que estaría a cargo de aplicar los microorganismos.

“Dependiendo de la empresa se sabe si la inversión va a alcanzar el objetivo que realmente se planea hacer en la laguna y qué impacto va a tener. Mientras no sepamos no podemos ver técnicamente los servicios que ofrece la empresa”, advirtió el concejal.

Considera que la inversión tampoco ha sido infructuosa, ya que sin los mantenimientos el cuerpo de agua estaría peor de lo que ahora está, pero “la inversión no ha tenido un impacto tan positivo como queríamos los managuas”.

¿Para qué microorganismos?

La concejal de la Alcaldía de Managua por el Partido Liberal Constitucionalista (PLC), Ileana García, aseguró que la empresa que ha estado aplicando un tipo de microorganismo a la laguna para tratar de mantener la calidad del agua, es Metrocal, radicada en Managua.

Desde algunos años la Alcaldía de Managua ha invertido y promocionado la laguna de Tiscapa como uno de los destinos turísticos. Archivo/END

Sobre las labores no hay mucha información. Sin embargo, de acuerdo con el presupuesto de la comuna para este año, debe realizar una nueva licitación para efectuar este trabajo.

Una experta y docente en el tema de recursos hídricos que prefirió el anonimato explicó que los microorganismos son muy efectivos para mantener la calidad de un cuerpo de agua. Indicó que prácticamente el trabajo de los microorganismos es descomponer el exceso de materia que consume el oxígeno de la laguna.

De interés: Actividad de hoteles y restaurantes se contrajo 22.8% en octubre

El exceso de materia aumenta los niveles de nutrientes que a su vez dispara las poblaciones de algas que consumen el oxígeno, dejando el cuerpo de agua prácticamente inhabitable, precisó.

“Este tratamiento me parece estupendo para la laguna, sin embargo, si no se desvía el cauce que le arroja contaminación no va a servir de nada”, afirmó la experta.

Fallido proyecto

La concejal del Partido Liberal Constitucionalista (PLC) afirmó que durante la administración de la exalcaldesa Daysi Torres se discutió la desviación del cauce que va hacia Tiscapa, pero se llegó a la conclusión que no podía hacerse ya que si se cerraba, la laguna podría secarse por falta de agua. “Los técnicos concluyeron que la laguna no podía quedar desalimentada”.

Para tratar de que menos contaminantes cayeran en la laguna se construyeron más represas en la parte alta, San Isidro y Jocote Dulce, precisó García.

Recientemente se remodeló toda la zona de la laguna para captar más visitantes. Archivo/END

El PLC propone que los cauces que van hacia este cuerpo de agua sean sellados y para evitar que la población no arroje desechos.

Desde algunos años la Alcaldía de Managua ha invertido y promocionado la laguna de Tiscapa como uno de los destinos turísticos.

Recientemente se remodeló toda la zona para captar más visitantes. El cuerpo de agua, sin embargo, no logra ser rescatado por completo.