• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El Sistema Nacional para la Prevención, Mitigación y Atención de Desastres (Sinapred), anunció este lunes que el incendio en las cercanías de los manglares en Kukra Hill, en el Caribe Sur de Nicaragua, quemó entre dos a cuatro manzanas.

En conferencia de prensa, Guillermo González, director de Sinapred, informó que el incendio pudo ser controlado por el trabajo en conjunto de las autoridades locales y personas de la comunidad.

El funcionario público aseguró que no hay probabilidades de que el siniestro se reactive.

“Es una zona de muy difícil acceso, prácticamente ahí solo se llega por la vía acuática. Es una zona que en esta época del año por las altas temperaturas se producen incendios con algunas frecuencias”, apuntó.

González sospecha que el incendio fue provocado por garroberos y que el lugar es una zona de alto riesgo para incendios.

El fuego ocurrió exactamente en la zona de la comunidad Pine Wood Creek (Zona de Pinos), entre los municipios Kukra Hill y Laguna de Perlas.

Reserva quemada en Rivas

Entre tanto, en Rivas, una reserva natural privada, localizada en una zona una costera de Playa Gigante en el municipio de Tola, fue afectada parcialmente este domingo por un incendio forestal que amenazaba con propagarse a zonas montañosas que colindan con un complejo turístico de la localidad.

Rommel López, sargento del Cuerpo de Bomberos de Rivas, informó que el siniestro fue reportado a las 11:00 de la mañana de este domingo, por personal del complejo turístico “Redonda Bay”, quienes se percataron que una persistente cortina de humo se estaba propagando por la zona.

“Tras dar aviso al Cuerpo de Bomberos, los trabajadores del complejo turístico también se dispusieron a sofocar el siniestro e hicieron una ronda corta fuego, para evitar que las llamas avanzaran” explicó López.

Las llamas arrasaron con 24 manzanas que forman parte de una reserva privada que está inmersa en un bosque tropical seco que se localiza frente a las zonas costeras de El Gigante y la bahía La Redonda.

El incendio fue controlado totalmente a las 5:30 p.m. con ayuda de 10 trabajadores de Redonda Bay, dos guardas de seguridad de la reserva privada, cinco bomberos, dos líderes comunitarios y un funcionario de la Alcaldía de Tola, según un informe de la delegación del Instituto Nacional Forestal (Inafor).

Este grupo de personas, además de establecer cortinas corta fuego, utilizaron tierra y arena para contrarrestar las llamas, debido a que la topografía de la zona no facilitaba el acceso de la cisterna del Cuerpo de Bomberos y únicamente se pudo utilizar agua en dos bombas de mochilas, para terminar con los residuos de calor, según Romero.

Hasta el momento se desconoce las causas del incendio que amenazó con propagarse al corazón de la reserva natural y zonas montañosas colindantes con el complejo turístico.