• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El plenario de la Asamblea Nacional sesionará este martes sin haberse anunciado aún el dictamen sobre la iniciativa de reforma a la Ley de Concertación Tributaria, que ha generado una controversia por el aumento de los impuestos para los nicaragüenses.

La agenda publicada por la junta directiva del Poder Legislativo para presentarse al plenario, solo contiene el decreto de adhesión al protocolo sobre la introducción de enmiendas al Acuerdo sobre la creación del Sistema Internacional y la Organización de Comunicación Cósmica (Intersputnik) y solicitudes de personerías jurídicas, pero no hay nada sobre las reformas tributarias.

El plenario se reunirá este martes, miércoles y jueves en sesiones ordinarias. Respecto a las reformas, la legisladora Azucena Castillo destacó que el compromiso del presidente de la Comisión de Producción, Economía y Presupuesto de la Asamblea Nacional, Wálmaro Gutiérrez, “es que se presentaría con tiempo el dictamen para que cada miembro se pronuncie a favor o en contra”.

“Como partido de oposición coincidimos con los motivos que tiene la empresa privada para oponerse a esta reforma, pero para estudiar el voto en contra, como bancada, debemos tener con tiempo ese dictamen”, indicó Castillo, diputada del Partido Liberal Constitucionalista (PLC).

Gutiérrez dijo el viernes pasado que el periodo de consulta para hacer el dictamen sobre la reforma se había ampliado, pero no específico si continuarían recibiendo en la Asamblea a representantes de sectores empresariales, aunque dijo que por la vía escrita han recibido aportes para mejorar la propuesta de reforma.

En ese sentido, la diputada Castillo afirmó que “llama la atención que no se hayan invitado a Funides (Fundación Nicaragüense para el Desarrollo Económico y Social), que pudiera haber aportado muchísimo con la capacidad que tienen ellos de formular los análisis y hubiera ayudado mucho a entender a los miembros de la Comisión dónde es que estamos parados y hacia dónde vamos con esta reforma”.

Hasta el momento, el gobierno corrigió la idea de gravar con impuestos el consumo de pollo entero y carne con hueso, así como el comercio de bienes usados, pero “la reforma incluye una serie de aspectos y será hasta que se tenga el dictamen que se conocerán con precisión los cambios finales que harán a esa propuesta”, valoró Castillo.

Reforma descapitalizadora

El Consejo Superior de la Empresa Privada (Cosep) expresó su rechazo al proyecto de reformas tributarias y a los cambios en el reglamento de la seguridad social, y enfatizó que los problemas de Nicaragua requieren una “solución política”.

Para el sector empresarial, la reforma tributaria en consulta en la Asamblea Nacional “es confiscatoria y promovería la descapitalización de las empresas, la fuga de capitales, la falta de inversiones y, por último, la iliquidez, insolvencia e inevitable quiebra de muchas empresas; aumentará la tasa de desempleo y provocará desplazamiento de las actividades económicas al mercado informal”.

Por otra parte, la reforma tributaria y los cambios en el reglamento de la seguridad social generarán “más incertidumbre y desconfianza” entre los empresarios, así como un deterioro general en la economía de Nicaragua, incluyendo desempleo y costo de vida más alto.

En su mensaje, el Cosep pide al Gobierno de Nicaragua “señales inequívocas de reconciliación verdadera”.