•  |
  •  |
  • END

El vicario de la Catedral Metropolitana, padre Bismarck Conde, censuró ayer la forma como el presidente Daniel Ortega se ha confrontado con algunos periodistas y medios de comunicación escritos y televisados, por lo que llamó al mandatario a usar la cordura.

Al hablar con los periodistas después de la misa dominical, el prelado dijo que por eso “nosotros siempre en la eucaristía hemos estado invitando a que los seres humanos nos demos un chance, porque si Dios fue capaz de perdonar, qué bueno sería que los hombres sepamos convivir”.

“A veces cualquier tipo de acto que se pueda dar, rompe la comunión y la armonía entre todos los seres humanos. Creo que un lenguaje o cualquier palabra que podamos utilizar en esos términos, no abona, venga de donde venga”, añadió.

Estimó la necesidad de que “sepamos convivir todos los seres humanos, y creo que ustedes los periodistas, como medios de comunicación, desde su profesión tratan de llevarnos las noticias a todos los nicaragüenses, ya sea escrita, televisiva o radial, pero creo que todos necesitamos ser respetados, desde el primero hasta el último”.

Respecto al resto de la clase política del país, el prelado dijo que el año que está por iniciarse “veo una oportunidad para cambiar”.

“Qué bonito sería que todos los que tienen cargos públicos en esta patria, no velen tanto por sí mismos o por intereses partidistas, sino que velen por un pueblo nicaragüense que necesita este año nuevo encontrar trabajo, tener una vivienda digna”, dijo.


Familias desintegradas
Preguntó: “¿Cuántas familias nicaragüenses están desintegradas porque el papá ha emigrado a otro país para buscar el dinero de la comida?”, al tiempo que aseguró: “Qué bueno que todos los que ostentan cargos públicos lo hagan pensando en tantos pobres que tienen necesidades, y cuando se avecina una año nuevo, siempre quieren abrirlo con esperanzas e ilusiones”.


Actividades religiosas
El prelado aprovechó la presencia de los periodistas para informar sobre las actividades religiosas del cierre de año e inicios de 2008.

Dijo que ayer concluyó una actividad relacionada con el jubileo de la familia y de la Catedral de Managua, con motivo de sus 15 años de consagración. Organizó con el padre Henry Moreno, que todas las familias se reunieran ayer a las ocho de la mañana, y a las nueve con el arzobispo capitalino, monseñor Leopoldo Brenes.

Respecto al último día del año (hoy) solamente se llevará a cabo una misa –-en la Catedral-- a las ocho de la noche, lo mismos que en el resto de las parroquias de Managua.

“Creo que hay que agradecerle a Dios por las cosas buenas y malas, decía Job; si aceptamos los bienes de Dios, por qué no vamos aceptar los males”, dijo el prelado, quien recordó que el año 2007 estuvo marcado por tragedias, mucho dolor, mucha sangre corrió por las calles debido a los accidentes.

De paso invitó a los managuas a participar este primero de enero en la procesión de Jesús Resucitado, que saldrá del Colegio Cristo Rey a las dos de la tarde, y luego a eso de las cuatro de la tarde se llevará a cabo en la Catedral la primera misa del año.

El primero de enero no habrá misa en ninguna parroquia de la Arquidiócesis de Managua, solamente la que se celebrará al aire libre en la Catedral de Managua.