•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Aunque desde hace tres años, Jony José Leiva Tinoco, presenta problemas cervicales que le provocan dificultad para caminar e inmovilidad en sus manos, el Ministerio Público de Nicaragua lo acusa de haber participado en los tranques de Jinotega. 

Según la denuncia interpuesta por la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), Jony José Leiva Tinoco hace tres años sufrió un accidente de tránsito que le dejó inmovilizados sus brazos y con dificultades para caminar, sin embargo la Fiscalía lo acusa de participar en la quema de una ambulancia, lanzar morteros en los tanques y portar armas hechizas.

Además de Johny José Leiva Tinoco, la Fiscalía también acusa a su padre Johny Leiva Picado y a su hermano Greybin José Leiva Tinoco, todos originarios de Jinotega.

El doctor Julio Montenegro, abogado defensor de Johny Leiva Tinoco, denunció que además de las irregularidades de los hechos por los cuales se le acusa, el juez que lleva el caso pretende enjuiciarlo dos veces.

Montenegro explicó que al primer juicio contra Johny Leiva Tinoco, las autoridades del Sitema Penitenciario de Tipitapa, mejor conocida como La Modelo llevaron a su padre Johny Leiva Picado y aunque el abogado alegó que se trataba de un proceso nulo porque no era la persona a la que estaba acusando la Fiscalía, el juez no aceptó cancelar el juicio y terminó condenando a 25 años de prisión al padre de Johny Leiva Tinoco y ahora el juez ha aceptado otro juicio para el joven enfermo.

El abogado de la CPDH explicó que por norma procesal, a una persona no se le puede juzgar dos veces y que aunque Johny Leiva Tinoco no estuvo presente en el primer juicio en su contra, porque en vez de él llevaron a su padre, hacer otro juicio en su contra es “ilegal”.

"A pesar que se dijo ante la judicial que el presente no era el procesado en ese caso, la jueza Adela Cardoza, del juzgado Segundo del Distrito Penal de Managua, admitió la acusación contra el padre", explicó el doctor Montenegro quien considera que la confusión primaria fue del sistema penitenciario por llevar a la persona equivocada, y la situación empeoró porque se admitió al padre, quien fue condenado por la jueza.

Julio Montenegro, abogado de la CPN en Nicaragua / Rafael Lara Montenegro también denunció que tanto en el caso de Johny Leiva Tinoco como en el de su padre, la juez Adela Cardoza no tiene jurisprudencia para procesarlos, ya que los hechos ocurrieron en Jinotega y deberían ser enjuiciados en los juzgados de esa ciudad.

El abogado defensor de Johny Leiva Tinoco manifestó que además la Fiscalía no presentó argumentos suficientes para que el juez admitiera el juicio en su contra.

“No se puede concebir que una persona con problemas cervicales y que necesita que lo vistan y le ayuden a comer, pueda ser acusado de terrorismo y tranquista”, enfatizó Montenegro.

Julio Montenegro solicitó a la judicial que dadas las condiciones de salud de Johny Leiva Tinoco se le permitiera una medida alterna a la prisión, pero eso tampoco fue admitido.

También se pidió que fuera valorado por Medicina Legal para demostrar su limitante física, pero hasta el momento no se ha otorgado el permiso.