•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Johnny José Leiva Tinoco está acusado por terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos, a pesar de tener impedimento físico por problemas cervicales desde antes que ocurrieran las protestas ciudadanas iniciadas en abril pasado.

Tres miembros de la familia Leiva fueron capturados por la supuesta participación en los tranques de protesta en Jinotega: el papá, Johnny José Leiva Picado, de 44 años, y dos de sus hijos: Johnny José Leiva Tinoco, de 24, y Greybin José Leiva Tinoco, de 31.

 Cenidh interpone recurso por inconstitucionalidad ante CSJ

Los tres fueron acusados por los mismos delitos, confirmó Julio Montenegro, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Johnny Leiva Tinoco fue juzgado y condenado a 25 años de prisión por los delitos de terrorismo y entorpecimiento de servicios públicos en 2018, pero se equivocaron de acusado.

El joven tuvo un accidente en moto hace 3 años y quedó con limitaciones de movimientos, desde entonces necesita que alguien le ayude a vestirse. Le cuesta caminar y prácticamente no puede mover los brazos ni las manos, incluso no pudo firmar el acta del juicio.

“Por lógica, en ese estado no podía cometer los delitos que le imputan haber cometido en junio del año pasado; sin embargo, el juez admitió la causa. Debido a esto, la defensa solicitó al judicial que el Instituto de Medicina Legal hiciera una valoración y diera su dictamen para comprobar las condiciones de salud del procesado, pero eso no lo determinó el juez”, dijo Montenegro.

El proceso

Los tres detenidos no fueron juzgados al mismo tiempo, a pesar de que a todos los vinculan en el mismo lugar y bajo los mismos cargos, porque fueron capturados en diferentes fechas.

“El Sistema Penitenciario Nacional (SPN) se llevó al padre y no al hijo. Sucede que ambos tienen los dos nombres (similar en escritura) y un apellido igual, pero el padre tiene por segundo apellido Picado y el hijo es Tinoco”, explicó Montenegro.

 Adolescente opositor prefiere la cárcel antes que declararse culpable

Indicó que a pesar de explicar la equivocación del SPN, la doctora Adela Cardoza Bravo, del Juzgado Segundo del Distrito Penal de Juicio, admitió la causa presentada por el Ministerio Público, instancia que, a pesar de que también conoció la confusión, continuó con el proceso.

Julio Montenegro muestra la foto de Johnny José Leiva Tinoco.

“Nuevamente, mi defendido fue llamado a juicio este martes por el doctor Henry Morales, del Juzgado Sexto del Distrito Penal de Juicio, a quien se le alegó que el procesado ya fue enjuiciado y condenado por los cargos y las mismas circunstancias en que se le imputan en esta nueva causa. Sin embargo, el judicial continuó con el proceso, aunque, según las normas penales, nadie puede ser juzgado dos veces por los mismos delitos”, especificó Montenegro.

El abogado calificó este caso como inaudito en la historia procesal de Nicaragua.

Acusación

Según la acusación del Ministerio Público, del 16 de junio, un grupo de 16 personas, entre ellos los Leiva, supuestamente participaron en el tranque en el sector Llano de la Tejera, donde detuvieron una ambulancia con un herido que iba en ella y amenazaron con quemarla.

 ​Se registran dos explosiones en Estelí

“Pedimos la suspensión del juicio porque constitucionalmente una persona no puede ser juzgada fuera de la jurisdicción donde se supone que ocurrieron los hechos, así que un juez de Managua no tiene competencia para juzgar sobre una acusación levantada en Jinotega.

Aun así, el alegato no se tomó en cuenta y el judicial mantuvo el proceso, informó Montenegro.

 Eurodiputado: “Estoy a favor de aplicar sanciones individuales”

Por la condición de salud del enjuiciado, el defensor pidió una medida alterna a la privación de libertad, pero tampoco fue admitida.

La celebración del juicio se programó para el próximo 21 de marzo, a las 10:00 a.m., mientras tanto Leiva Tinoco continúa en una celda del penal Jorge Navarro de Tipitapa.