•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El 11 de enero, Venezuela empezó a tomar otro rumbo, cuando tras 20 años de chavismo, el ingeniero Juan Gerardo Guaidó Márquez, presidente de la Asamblea Nacional, anunció que tomaría las responsabilidades del artículo 233 de la Constitución Política para convocar a nuevas elecciones, pero fue hasta el 23 de enero que se realizó un cabildo abierto en Caracas, en el que se juramentó como presidente encargado o interino.

 Guaidó ordena a militares abrir paso a ayuda humanitaria

Maduro, electo en mayo de 2018, desconoce la legitimidad de esta acción y aduce ser el presidente constitucional, no obstante, Guaidó ha sido reconocido como mandatario por la Organización de los Estados Americanos (OEA) y decenas de países.

Daniel Varnagy, doctor en Ciencias Políticas y profesor titular de la Universidad Simón Bolívar de Venezuela, relata en esta entrevista con El Nuevo Diario cómo vive el país suramericano esta nueva confrontación.

¿Qué significa para Venezuela, desde la arista política y constitucional, la coexistencia de dos presidentes?

En realidad no se trata de que haya dos presidentes, sino que hay un presidente estrictamente jurídico, que es interino, dado que el mundo y una buena parte de los venezolanos desconocen el proceso electoral de mayo de 2018, porque no se cumplieron los requerimientos legales para que se considere una elección legítima y legal, porque no la convocó el Consejo Electoral Nacional, sino una Asamblea Constituyente, además de que no hubo observación internacional independiente; sin olvidar que registra la mayor abstención de la historia en Venezuela, que fue de 87%.

 ​​Jefe de Comité Exteriores de la Cámara Baja EEUU recibe a enviado de Guaidó

También, sobre los candidatos que acudieron, hay sospechas de que son proclives al sistema del propio  Maduro. Creo que lo que hay en Venezuela es una coexistencia de dos sistemas, no dos presidentes. Uno de los sistemas está finalizando, agonizando y es el chavismo, y el  otro que podríamos llamar republicano, está representado por el ingeniero Juan Guaidó y está surgiendo.

¿Es la primera vez que en el país se registra este fenómeno?

Es la primera vez que el presidente encargado del país está territorialmente junto con el presidente que de alguna manera no debería estar ocupando el cargo. Presidentes encargados ha habido varios y en el siglo XX hubo una cantidad relativamente significativa.

Daniel Varnagy, especialista en ciencias políticas y economía.Podemos recordar que cuando el presidente Carlos Andrés Pérez fue procesado por peculado, el presidente de la Asamblea Nacional asumió el cargo interinato, porque es un presidente electo en la Asamblea Nacional como diputado y luego como presidente, pero ocupa el cargo del Poder Ejecutivo por designación de esta Asamblea.

¿Por cuánto tiempo legalmente puede ser presidente un mandatario interino?

La durabilidad no es solamente en función de tiempo, sino de condición. Las condiciones para salir del interinato se sustentan en que haya condiciones para poder convocar a unas elecciones que deben realizarse en 30 días.

 ​​Todo es incertidumbre en Cúcuta por la ayuda humanitaria para Venezuela

No dice la ley cuánto tiempo se necesita para proceder a convocar. Estamos en un sistema hegemónico y condiciones no habrá hasta que no se nombre un nuevo Consejo Electoral que retire a las personas partidistas. Una vez que en el Consejo Nacional Electoral haya cambios con las personas que ocupan la gerencia alta y media, correrán los 30 días que refiere la Constitución.

¿Guaidó reúne los requisitos para ser candidato en elecciones?

El ingeniero Guaidó sí podría correr como candidato. El tema en discusión es el de las expectativas de los partidos. Recordemos que Maduro era el presidente interino ante la muerte de Chávez y lanzó su candidatura y obtuvo la presidencia; lo que se discute es el orden ético sobre si es o no correcto.

 Legisladores de Florida influyeron en políticas hacia Venezuela, dice Trump

En la práctica, ¿cómo se está desarrollando cada uno de los mandatarios? ¿En realidad quién tiene el poder? Uno de ellos, Maduro, está concentrado exclusivamente en el tema militar y nada más. Vamos a llamarlo que está acuartelado, encargado de la supervisión de la parte de las fuerzas armadas que le es leal aún.

Juan Guaidó. Archivo/ENDNo se está ocupando del tema económico ni de las emergencias sociales o  sanitarias, es decir, no está en función visible. El ingeniero Juan Guaidó es un poco opuesto, pues su manifestación de poder tiene que ver con la institucionalidad civil del país.

 ​Maduro respalda "Mecanismo de Montevideo" para relanzar diálogo en Venezuela

Cada día se están desprendiendo muchos de los miembros de los cargos altos y medios de las fuerzas armadas, a medida que se reconoce a Guaidó internacionalmente. Diplomáticos también están reconociendo el sistema de Guaidó como legítimo y constitucional. Hay muchas renuncias militares y diplomáticas.

¿Cuáles han sido las principales repercusiones de este mandato “a cuatro manos”?

Cuando se habla de cuatro manos es como si se equipara a las dos personas y en Venezuela no pasa eso. Las actividades de Maduro son únicamente militares, mientras que Guaidó trabaja en sentido humanitario, civil, internacional y jurídico.

Está procurando generar la transición de la que es el encargado, así que no trabajan los mismos temas.

 Juan Guaidó pide al papa abogar ante Nicolás Maduro para que deje el poder en Venezuela

¿Cuánto tiempo prevén que pueda ser sostenible esta situación?

Lamentablemente, por lo pronto creo que varias semanas.

Nicolás Maduro. Archivo/END

¿Qué impacto está teniendo en el aspecto económico esta dualidad política?

La respuesta le parecerá paradójica, porque estamos viendo el surgimiento de la esperanza de que pueda haber un sistema que restablezca la economía, las reservas internacionales, el Banco Central de Venezuela.

 ​​Maduro dice que oferta de EEUU a militares es un llamado al "golpe de Estado"

Esto ha hecho que se haya  empezado a elevar los precios de los inmuebles que estaban caídos y hay una expectativa positiva vinculada con la esperanza de volver a tener un sistema económico con acceso al mercado, a exportaciones, que se genere producción. Hay una angustia por la economía, pero con una luz de esperanza.

¿Cómo podría terminar esta situación desde el punto de vista político?

Pienso que se producirá de una u otra manera la salida de Maduro del poder militar, porque el poder civil ya no lo tiene y ojalá que se dé con el costo más bajo posible en vidas humanas.

Es probable que el ingeniero Guaidó próximamente plantee la constitución de los poderes (Contraloría, Procuraduría, Consejo Nacional Electoral) en los que hay mucho vicio interno, por lo  que va más allá de sustituir a los rectores técnicos, porque hay fallos tecnológicos y manejo oscuro. Cuando todo esto se sane, se convocará a elecciones.

¿Qué significa el hecho de que EE. UU. y Europa reconozcan a Guaidó?

El punto es que desde 1830, con todos los errores políticos y militares y ya en el siglo XX, se comenzó a reconocer la importancia política de Venezuela. Desde 1958, cuando terminó la dictadura anterior, se ha apreciado que este pueblo, que ha tenido muchas dictaduras, logró construir una institucionalidad democrática que el mundo admiraba y el mundo ahora aspira a ver a esa Venezuela  nuevamente.

 Denuncian bloqueo militar de puente por el que puede entrar ayuda a Venezuela

Estos países reconocen el talante democrático del pueblo, tras 20 años de un sistema militar. Un pueblo civilista que se va a desarrollar y le volverá a abrir las puertas al mundo y al siglo XXI.

¿Es la amnistía el mejor camino para Maduro?

El proyecto de amnistía tiene cosas muy positivas y tiene aspectos por mejorar. Es una herramienta para lograr la transición, con esto debo ser preciso de que se trata de una herramienta que no forma parte del estado de derecho, sino del de transición. Una vez que se restablezca el estado de derecho, debe darse el restablecimiento de un sistema de justicia institucional formal donde el concepto de amnistía no es necesariamente el que prevalece.

La Ley de Amnistía no va necesariamente dirigida a la cabeza del sistema que se quiere terminar, sino a lograr una deserción de los laterales, líneas altas y medias, pero no de las líneas superiores de mando.

En principio, no se hizo para que lo tomaran Maduro o Diosdado Cabello, aunque pudiesen acogerlo. La “amnistía” es una ley de orden político transicional y no incluye otros temas como el de narcotráfico, delitos de lesa humanidad, malversación de fondos, corrupción u otros. La lógica es romper una estructura.

¿Ve a Maduro juzgado por crímenes de lesa humanidad?

Deben ser llevados a tribunales. Está claro en la legislación internacional, porque las amnistías no aplican a los delitos de lesa humanidad, que no prescriben y no tiene que ver con una ley local.

 Parlamento venezolano dice más de 40 personas murieron en últimas protestas

¿Qué escenario quedaría si se dan elecciones parlamentarias como avala Maduro y aún no se da su salida?

Debemos recordar que en Venezuela sigue existiendo, aunque no se sabe con exactitud su actuación en estos días, la Asamblea Nacional Constituyente. Es el caso que, si bien el señor Maduro ha insistido con vehemencia sobre ese tema electoral, el mismo no tiene mayores posibilidades de éxito.

Por una parte, no tendría ningún eco en la población, habida cuenta de que se cuestiona severamente la legitimidad de origen no solamente del señor Maduro, a partir del 10 de enero del 2019, sino que la Asamblea Nacional Constituyente debería ser disuelta si se procede con esa elección, ya que carecería de sentido jurídico la coexistencia de ambas asambleas.

Manifestaciones en VenezuelaAdicionalmente, la crisis económica que arropa a la totalidad de la población venezolana hace que la misma esté más orientada a suscribir un proceso de elecciones presidenciales una vez constituido un nuevo Consejo Nacional Electoral, el cual está completamente desprestigiado y que se garanticen las condiciones legales, políticas y diplomáticas que aseguren la validez de cualquier nuevo proceso.

¿Es viable que la fuerza armada permita la entrada de la ayuda humanitaria?

 Estados Unidos acusa a "secuaces" de Maduro de vivir una vida de derroche en Europa

La ayuda humanitaria es sumamente esperada por todo el país. La depauperación de la calidad de vida es una de las más alarmantes de la historia moderna. Especialmente la ausencia de medicamentos, insumos y alimentos ha incidido en personas pertenecientes a grupos frágiles (infantes, personas de edad avanzada o con patologías críticas o crónicas); pero, también se ha notado una significativa pérdida de peso en una parte importante de la población. De tal modo, la población acogería con inmenso beneplácito esta ayuda y posiblemente defenderá la llegada de la misma al país y su posterior distribución.