• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

La Asamblea Nacional de Nicaragua realizará hoy a las dos de la tarde honras póstumas a Miriam Argüello, reconocida política conservadora quien falleciera este jueves a la edad de 90 años, indicó el legislador Wilfredo Navarro, segundo secretario de la junta directiva de la Asamblea Nacional.

“Se marcó un hito en la historia en Latinoamérica cuando por primera vez en 1990, una mujer, Violeta Barrios, se convirtió en presidente de la República y al mismo tiempo otra mujer, en este caso Miriam Argüello, se convirtió en presidenta de la Asamblea Nacional. Al mismo tiempo fueron presidentas de estos principales poderes del Estado dos grandes mujeres”, señaló Navarro.

“Miriam Argüello tiene una historia, es un símbolo de democracia y por eso la directiva de la Asamblea prepara una declaración” añadió el legislador.

Miriam Argüello, exdiputada del Partido Conservador, en la Asamblea Nacional. Archivo/ END

En el homenaje póstumo estará presente el féretro con los restos de la exdiputada Miriam Argüello.

Argüello, como dirigente del Partido Conservador (PC), fue parte de la Unión Nacional Opositora (UNO), que durante las elecciones generales de febrero de 1990, se alzó con la victoria con la figura de Violeta Barrios de Chamorro en la presidencia del país.

Argüello se convirtió en la primera mujer presidenta del Poder Legislativo, cargo que ejerció entre 1990 y 1991. Fue legisladora desde 1990 hasta el año 2011.

Formó parte de la Convergencia Nacional, liderada por el FSLN y salió de ese grupo en el año 2011, cuando dijo que no estaba de acuerdo con la reelección de Daniel Ortega.

Miriam Argüello, exdioutada por el Partido Conservador en el poder legislativo. Archivo/ END

Por su parte, Marvin Martínez, secretario político nacional del PC, dijo que Argüello deja un legado a la juventud del Partido Conservador y de toda Nicaragua.

“Ella fue fundadora de la juventud conservadora en los años 60 y 70, se caracterizó por llamar las cosas por su nombre, siendo coherente en sus planteamientos, alcanzó altos grados en la política nacional como presidenta de la Asamblea Nacional. El Partido Conservador reconoce su legado y lamenta su fallecimiento”, expresó Martínez.

“La conocí personalmente y fue una señora que a sus 90 años, se mantenía lúcida. Hoy estaremos en la Asamblea honrando su memoria”, añadió Martínez.