Secciones
Multimedia

Encuentran en una bolsa a bebé abandonada

Foto por: Máximo Rugama

La casa donde fue abandonada una recién nacida.

En un primer momento pensaron que se trataba de alguien que había dejado tirado algún perro, pero al abrir el paquete se dieron cuenta que se trataba de una criatura recién nacida, incluso con el cordón umbilical.

Dos jóvenes y una niña se encontraban en una casa en el barrio Juana Elena Mendoza, cuando observaron que a la orilla de la puerta habían dejado una bolsa anaranjada dentro de la que se movía algo.

En un primer momento pensaron que se trataba de alguien que había dejado tirado algún perro, pero al abrir el paquete se dieron cuenta que se trataba de una criatura recién nacida, incluso con el cordón umbilical.

Pobladores procedieron a limpiar a la bebé y buscaron sábanas y frazadas para abrigarla.

La bebita estaba envuelta en un pedazo de tela y dentro de la bolsa, dijo una vecina de nombre Justa García. Fabio Cruz Centeno, otro morador del lugar, dijo que nunca se había dado una situación así en el barrio y detalló que ya un matrimonio que no ha podido procrear hijos está dispuesto a adoptar a la niña. 

“Por lo menos la mujer tuvo algo de conciencia, porque no dejó tirada en la vía pública a la niña, porque de lo contrario las hormigas u otros insectos y los perros callejeros pudieron causarle daño”, dijo. 

La policía y especialistas de medicina forense trasladaron a la infante al Hospital Escuela Regional San Juan de Dios de Estelí y se presentaron al lugar para realizar las debidas investigaciones y esclarecer el caso.

Fuentes médicas del Hospital Escuela San Juan de Dios dijeron que la bebita se encuentra en buenas condiciones de salud. 

La Policía Nacional investigó a las jóvenes que se encontraban en la casa en cuyo porche dejaron a la bebita y hasta ahora están fuera de sospecha. También realizan actos investigativos en todo el sector, así como en barrios aledaños como el Aristeo Benavides, Óscar Turcios, José Benito Escobar y Primero de Mayo. 

El lugar donde fue encontrada la niña está próximo a una parada de autobuses; es decir, a tan solo cuadra y media de la orilla de la carretera Panamericana.

Casos milagritos

Otro caso parecido ocurrió en agosto del 2017, cuando el Juan Alberto Talavera y su esposa Azucena Fuentes se dirigían a la iglesia San Francisco de Asís, ubicada en el barrio El Rosario, para participar de la misa dominical de las 6:00 a.m., a una cuadra y media de distancia de la casa de oración encontraron un paquete en un porche donde estaba una niña recién nacida.

La pareja logró rescatar a la criatura de las garras de un par de perros callejeros que merodeaban el lugar.

La niña tiene por nombre “Milagros” y luego de un largo proceso consiguió adopción.

De las identidades y paraderos de ambas madres no se sabe nada.