•   La Haya  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El Gobierno de Colombia presentó este lunes ante la Corte Internacional de Justicia (CIJ), con sede en La Haya, su defensa en el litigio con Nicaragua por la delimitación de la plataforma continental, ubicada a más de 200 millas náuticas de la costa, informó la Cancillería del país.

La acción, llamada dúplica en el lenguaje diplomático, sigue la política adoptada por el Gobierno para continuar "defendiendo con firmeza los derechos de Colombia en el mar Caribe y la integridad del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina ante la Corte Internacional de Justicia", según un comunicado de la Cancillería del país suramericano.

Lea: Disputa limítrofe entre Nicaragua y Colombia en agenda de la CIJ del 2019

El nicaragüense Norman Miranda, especialista en Derecho Internacional y Derecho Marítimo, afirmó que esta es la parte final del litigio (presentación  de la defensa de Colombia) y que pronto habrá una sentencia.

Considera que la sentencia será favorable para Nicaragua, tal como ocurrió en el año 2012, cuando el país tuvo el reconocimiento de 200 millas de plataforma continental a su favor.

“Nicaragua tiene una plataforma territorial muy amplia y privilegiada que hace merecer lo que se le solicitó a la Corte”, detalló Miranda, mientras resaltó que esas 150 millas adicionales que se solicitan es un derecho del mar dictado por la naturaleza.

Colombia quiere atajar la pérdida de esas 150 millas de territorio marítimo, “pero la defensa nicaragüense dirigida por Carlos Argüello, está posicionada en base a el Articulo 76 de la Comisión del Derecho del Mar”, agregó Miranda.

Norman Miranda, especialista en Derecho Internacional y Derecho Marítimo. Archivo/END

Dijo que Nicaragua está bien posicionada ante la Haya con bases claras de pertenencia.

También: Colombia presenta defensa en La Haya

Según la cancillería de Colombia, el país emitió “argumentos científicos, jurídicos e institucionales indicando las razones por las cuales la reclamación nicaragüense por una supuesta plataforma continental extendida no tiene ningún fundamento y como tal, al no darse los presupuestos necesarios, no procede una delimitación de plataformas continentales como lo busca Nicaragua y la Corte debe rechazar su pretensión".

Ante esos alegatos Norman Miranda, sostiene que Nicaragua ha mantenido su posición y es cuando el país ha estado más atento en la defensa de la agenda territorial. 

La presentación cumple los plazos establecidos por la Corte después de que esta se declarara competente para el caso y precisara que las partes deben presentar dos rondas de alegatos por escrito, conocidos como memoria y réplica, en el caso de Nicaragua; y contramemoria y dúplica, en lo que hace referencia a Colombia.

La Cancillería colombiana explicó que en este caso la Corte examina la reclamación de Nicaragua para que se establezcan los límites entre una plataforma continental extendida que dicho país alega tener más allá de sus 200 millas.

Añade que "la otra pretensión de Nicaragua en el sentido de que la Corte fijara un régimen provisional de derechos y obligaciones en el área, ya había sido descartada por la Corte en la sentencia del 17 de marzo de 2016 al acoger la excepción preliminar presentada por Colombia sobre este punto".

Norman Miranda dijo que Nicaragua está bien posicionada ante la Haya con bases claras de pertenencia. Archivo/END

En su defensa, Colombia también argumenta que demostró que tiene plena e indiscutible titularidad sobre el área marítima reclamada por Nicaragua.

De acuerdo con las reglas de la CIJ, los documentos del proceso son "estrictamente confidenciales" hasta que se abra la fase oral, la cual es pública y por lo tanto no es posible dar a conocer, por ahora, el contenido de la dúplica.

De interés: Bolivia afirma que su demanda de mar ante Chile está "más vigente que nunca"

La actual controversia es una continuación de otra ya decidida por el alto tribunal de la ONU en noviembre de 2012, que estableció los límites marítimos entre ambos países.

En esa decisión confirmó la soberanía colombiana sobre siete cayos cercanos a las islas de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, pero le dio a Nicaragua una porción de mar mayor de la que tenía anteriormente.

Nicaragua busca que la CIJ establezca la delimitación y las reglas del Derecho Internacional que se deben aplicar sobre una plataforma continental situada a más de 200 millas náuticas de su costa, sobre lo que no se pronunció en 2012.

Colombia alega que la plataforma continental del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, que se extiende hacia oriente en 200 millas náuticas, se une "incuestionablemente" con la plataforma continental que tiene la costa caribe colombiana y por eso sostiene que la Corte no tenía competencia para tratar la controversia.

De todos modos, el alto tribunal le dio la razón a Nicaragua el 17 marzo de 2016 y se declaró competente para juzgar este segundo caso, lo que provocó el rechazo de Colombia.