•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las detenciones arbitrarias continúan y tres denuncias fueron interpuestas en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

El doctor Pablo Cuevas, de atención de denuncias de la CPDH, señaló que se registró una captura en Sébaco, otra en el barrio Sol de Libertad, en Managua; y tres en Masatepe, municipio de Masaya.

“Esta última se refiere a dos hermanos capturados el sábado y el allanamiento de otra vivienda en la zona aledaña, capturando a una persona más”, dijo el doctor Cuevas, quien comentó que los familiares están buscando la ubicación de sus parientes detenidos de forma arbitraria, ya que en ningún caso hubo orden de allanamiento ni de captura, por lo cual se les considera secuestrados.

“Hasta el momento no sabemos la localización de los secuestrados. Esperamos que los familiares nos presenten esos datos para hacer pública la situación de todas estas personas”, comentó Cuevas.

El representante de la CPDH, Marcos Carmona, indicó que estas acciones son parte del asedio, la intimidación y acoso para que nadie salga a marchar, protestar, ni opinar en contra del Gobierno.

“Condenamos cómo de manera ilegal están deteniendo a nuestros compatriotas. A la vez, hacemos un llamado al Gobierno que si ya a través de la Asamblea Nacional aprobó una ley de reconciliación, esperemos que cumplan con lo que aprueban y den muestras de parar la ola de detenciones ilegales que afectan al país”, dijo Carmona.

Comentó que el objetivo del Gobierno es castigar a las personas que de una u otra manera han protestado. 

“Además también dejan claro que el control lo tienen ellos y que pueden capturar, encarcelar y torturar a cualquier hora o cualquier día para que no hayan más manifestaciones”, dijo Carmona.