•   Managua, Rivas, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El intento de secuestro o de asalto de una estudiante de Comunicación Social de la Universidad de Managua (UdeM) denunciado a través de su cuenta de Facebook, se sumó esta semana a otros casos de violencia que coinciden con una nueva encuesta de CID Gallup que pone a Nicaragua con un mayor índice de inseguridad ciudadana.

“Caminando por la central de ambulancias, un hombre me iba persiguiendo, tengo el tic nervioso de mirar hacia atrás cuando camino por algún lugar, así que pude percatarme gracias a Dios de lo que sucedía”, contó en su publicación la universitaria, en la que describe al hombre de color de piel morena, aproximadamente de 1.70 metros de altura, que vestía jean y camiseta blanca.

Dijo que esto le sucedió luego de haber salido del recinto, la tarde del domingo.

“Venía detrás de mí con un paso rápido, acercándose cada vez más y más, me agarró del brazo e intentó meterme a un vehículo negro que venía detrás de él”, continuó relatando en la publicación.

Sin embargo, la joven considera que no se trataba de un simple robo, pues no acostumbra a portar nada de valor.

“Gracias a Dios pude salir corriendo. Me refugié donde los guardas del parque y después donde los policías. No soy la única a la que le han hecho esto a plena luz del día, hoy puedo contar esto”, expresó casi al finalizar la publicación.

Más casos de robos

Asimismo, en horas de la noche, el pasado 4 de febrero, el taxista Eduardo Morales resultó ileso después que dos hombres y una mujer abordaran su vehículo como pasajeros para robarle el taxi.

Según la denuncia brindada por Morales, en una estación policial, él circulaba por el sector de Villa Dignidad, cuando tres personas le hicieron parada y le pidieron que los llevara  a Ciudad Belén, y en el trayecto conocido como Los Rieles, Sabana Grande, los dos hombres sacaron sus armas de la cintura, lo encañonaron, pidieron que cerrara sus ojos y que se bajara del vehículo. Los delincuentes continuaron su marcha, pero el taxista corrió con suerte.

Al día siguiente de este hecho se conoció que otro taxista de Managua también había sido víctima de la delincuencia, pero en este caso el conductor del taxi recibió dos impactos de bala en la sien.

Deterioro en la seguridad

Después del estallido de la crisis sociopolítica, en abril de 2018, la seguridad ciudadana se ha deteriorado.

Así lo refleja la empresa encuestadora CID Gallup, ya que en la actualidad, Nicaragua presenta más índices de robos que El Salvador y Guatemala.

Según la investigación elaborada en enero de 2019 por la encuestadora, el 22% de los hogares en Nicaragua registran una víctima de robo, por encima de El Salvador con un 20% y de Guatemala con 18% en peligrosidad.

Además de los países Centroamericanos, el estudio incluye a Perú y República Dominicana, en el que Nicaragua aparece como el quinto con más riesgos de robos.

Perú, Honduras y República Dominicana se registran como los más peligrosos, mientras que Guatemala, Panamá y El Salvador son considerados los de menor peligro.

En tanto, Costa Rica y Nicaragua mantienen la misma tasa de robos, según detalla el estudio.

Para el sociólogo Eduardo Baumestier, de acuerdo con los datos recopilados en los últimos cuatro meses por la misma encuestadora, entre Nicaragua, Costa Rica y El Salvador no hay una diferencia significativa.

 Nicaragua el quinto país con más riesgos de robos. Archivo/END

“La diferencia se puede apreciar entre Perú y Guatemala. Sugiero no sacar una conclusión tan rápido por la situación en la que se encuentra el país, pero las condiciones económica y social podrían influir, aunque según los resultados, Costa Rica y Nicaragua son similares y eso que son dos países económicamente diferentes”, manifestó.

No obstante, el sociólogo indicó que los robos ocurren en todos lados, con más frecuencia en el transporte público y los casos menores que se dan en las viviendas.

“La gente puede traer conclusiones analíticas propias, pero hay que tener cuidado con el manejo de datos. En Nicaragua, muchas personas pueden estar suponiendo que los casos de robos o asaltos han aumentado en el país debido a la crisis”, consideró Baumestier.

Según Baumestier, todavía a inicios del año pasado Nicaragua continuaba posicionándose como el país más seguro de América Latina. De acuerdo con datos oficiales, la tasa de homicidios en Nicaragua era de 7 por cada 100,000 habitantes en 2017, el índice más bajo entre los países de Centroamérica y el menor indicador en Nicaragua, en los últimos 11 años.

Roba y golpean a extrajero en Rivas

Este lunes se conoció que Craig Donaldson, un ciudadano estadounidense de 70 años, que planeaba disfrutar de su jubilación en las playas del municipio de Tola, Rivas, fue víctima de una brutal golpiza que le propinó un sujeto que llegó hasta el interior de su propiedad para robarle dinero y otras pertenencias.

El hecho ocurrió en la comunidad de Limón 2, del municipio de Tola y producto de la golpiza, Donaldson ingresó este domingo a una Unidad de Cuidados Intensivos del hospital Vivian Pellas, donde permanece en estado crítico, debido a una hemorragia interna en su cabeza.

La información la confirmaron a El Nuevo Diario los extranjeros Tom Pool y su esposa, Christy Kennedy, quienes se encargaron de trasladar al hospital capitalino a su amigo, y a la vez permanecen asistiéndolo en dicho centro asistencial, mientras llegan sus familiares al país.

Después del estallido de la crisis sociopolítica, en abril de 2018, la seguridad ciudadana se ha deteriorado. Archivo/END

Los amigos de la víctima afirmaron que el incidente se registró en horas de la medianoche del jueves, cuando Donaldson se encontraba dormido en el  interior de su propiedad y fue sorprendido por los delincuentes.

“A él le violentaron la puerta de su inmueble y vio a un hombre que entró a robarle un televisor, un celular y 40 dólares y a la vez procedió a golpearlo sin piedad  con un  garrote, dejándole moretones en diversas partes de su cuerpo y hematomas en su cabeza”, explicó Tom Pool.

Dijo que Donaldson  es un hombre fuerte e inicialmente  pensó que solo estaba magullado y que no requería ir a un hospital.

No obstante, mientras transcurrían las horas, Donaldson comenzó a complicarse y cuando sus amigos se percataron que tenía dificultades para hablar y que desconocía a sus amistades, decidieron llevarlo al hospital Vivian Pellas.

“Él estaba muy alegre porque recientemente le habían entregado su cédula de residencia de Nicaragua, porque su sueño era retirarse acá en las playas de Tola, y por eso había adquirido la propiedad en Limón 2, pero ahora está muy traumado y regresará a Estados Unidos, tras recuperarse, relató Tom.

Según los extranjeros, esta es la tercera ocasión en que los delincuentes llegan a robar a la propiedad de Donaldson, pero en las ocasiones anteriores, él se encontraba en Estados Unidos.

Señalaron que desde hace dos meses hay preocupación en las zonas costeras de Tola, por los constantes robos que se están escenificando.