•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Las hermanas Olesia y Tania Muñoz Pavón fueron sentenciadas a penas de 33 años y 26 años y 9 meses de prisión, respectivamente, tras haber sido declaradas culpables de varios delitos por haber participado en las protestas contra el Gobierno.

Los delitos por los cuales las hermanas Muñoz Pavón fueron sentenciadas son: terrorismo, entorpecimiento de servicios públicos, amenazas de muerte con arma de fuego contra simpatizantes sandinistas, daño agravado y  robo agravado.

En el caso de Olesia Muñoz, ella solo cumpliría 30 años de cárcel, por ser esa la pena máxima en Nicaragua. 

En la sentencia condenatoria se señala que Olesia Muñoz, quien canta en el coro de la iglesia Santa Ana, en Niquinohomo, terminará de cumplir condena en el año 2048 y su hermana Tania en el 2044.

La sentencia leída la tarde del lunes a las hermanas Muñoz Pavón, la hizo la extitular del Juzgado Tercero Distrito Penal de Juicio de Managua, Rosario Peralta, quien la semana anterior asumió como magistrada en la Sala Civil del Tribunal de Apelaciones en Granada.

Mujer con lupus

A primera hora de este lunes, el juez Sexto Distrito Penal de Audiencia de Managua, Henry Morales Olivares, le dictó 33 días más de prisión preventiva a Delmis María Quijano Portocarrero, de 56 años, quien según la Fiscalía, lideraba un tranque antigubernamental en Carazo.

El judicial ordenó que la mujer de 54 años, quien padece de lupus y fue capturada por la Policía el 14 de noviembre del 2018 en Jinotepe, Carazo, enfrente juicio el  próximo 15 de marzo junto con Carlos García Suárez.

A Delmis Quijano y Carlos García, la Fiscalía les atribuye los delitos de secuestro simple, tortura, entorpecimiento de servicios públicos y robo agravado. 

A petición de la defensa, el juez Henry Morales ordenó que un médico forense examine a Delmis Quijano Portocarrero  para que determine su estado clínico,  que se ha deteriorado por su condición de prisionera, según su abogada defensora.