•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los reos que estaban en las cárceles de El Chipote fueron enviados a las nuevas instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ) ubicadas en una colina desolada en el norte de Managua, cerca del barrio Memorial Sandino, donde el acceso es complicado.

La única vía para llegar al nuevo complejo policial Evaristo Vásquez es una calle que sale de los semáforos del Memorial Sandino. Desde la pista Suburbana hasta la DAJ, los visitantes deben caminar cerca de un kilómetro, si no van en un vehículo.

Para llegar en bus lo más cerca, deben abordar la ruta 175, cuya terminal está cerca de los semáforos del Memorial Sandino, conocido como El Sombrero y de ahí continuar hasta el complejo a pie, en taxi o un vehículo particular. Todavía no hay motos caponeras en el lugar.

Margarita Ñurinda, una ama de casa de Monimbó, cuyo esposo fue arrestado el pasado 3 de enero por la Policía Nacional en Masaya, hizo este martes el recorrido para entregar alimentos a su pareja y le resultó difícil llegar.

“No conocía el lugar, tuve que abordar un taxi para que me trajera porque me dijeron que no entraban buses y de verdad que el trayecto es bastante largo”, relató Ñurinda.

La única pulpería cercana al nuevo complejo policial está en la entrada del semáforo de El Sombrero, a más de 500 metros de distancia. 

Los familiares de los reos empiezan a llegar desde las 6:00 a.m., cuentan pobladores de la zona, quienes también dijeron que desde la inauguración de la cárcel, la presencia y patrullaje policial es fuerte.

END

La carretera está asfaltada y en los primeros 700 metros hay algunas viviendas. En el resto del trayecto lo que se observa son terrenos baldíos y el tendido de alumbrado eléctrico.

Antes de llegar al portón principal del complejo, que está pintado en azul, hay un toldo y oficiales de la Policía. El muro perimetral fue construido con losetas y hay una caseta de seguridad con al menos cinco metros de altura, desde la cual observa cuando se acercan personas caminando o vehículos.

El edificio, según las autoridades, tiene 3,500 metros cuadrados de construcción.

Importa el trato

Marcos Carmona,  director de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), informó que todos los detenidos en El Chipote ya fueron enviados a la nueva Dirección de Auxilio Judicial.

Comentó que es bueno que allí se pueda brindar nuevas condiciones a los detenidos, ya que en El Chipote las celdas eran oscuras y las letrinas taqueadas anegaban las celdas con aguas putrefactas, entre otras condiciones inhumanas.

La única vía para llegar al nuevo complejo policial Evaristo Vásquez es una calle que sale de los semáforos del Memorial Sandino. Archivo/END

Carmona dijo que de nada serviría el cambio de edificio si adentro continúan las violaciones a los derechos humanos.

Con el traslado de las instalaciones de la DAJ, también desaparecieron los grupos de personas agresivas, afines al Gobierno, que todos los días amenazaban, se burlaban y hasta agredían a familiares de detenidos en la entrada de El Chipote.

Las instalaciones de la Loma de Tiscapa, donde está El Chipote, fueron construidas en 1931 como un complejo de incluía Casa Presidencial y cuartel militar. Más tarde, Anastasio Somoza García hizo allí cárceles para prisioneros políticos.