•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH) denunció este miércoles que el ciudadano José Iván Cruz Gutiérrez, quien la mañana de ayer se suicidó, desde hace varios meses había huido de su casa y vivía en la clandestinidad debido a que sufría persecución por haber participado en las protestas contra el Gobierno. 

El doctor Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, explicó que José Iván Cruz era originario de la isla de Ometepe y desde que capturaron a su hermano, Max Cruz Gutiérrez en octubre del año pasado, vivía en la clandestinidad y fue hasta hace cinco semana que logró salir de la isla para refugiarse en la vivienda de un familiar en Managua, donde se quitó la vida.

Según Pablo Cuevas José Iván Cruz por varios años fue promotor voluntario de la CPDH, pero en el 2013 se desvinculó de la organización.

"Era un líder de su comunidad y en determinado momento decidió crear una organización de jubilados en representación del Movimiento Azul y Blanco", dijo el doctor Cuevas.

La CPDH denunció que tanto José Iván Cruz como su familia estaban bajo persecución y que la Policía y parapolicías habían allanado su vivienda y robado sus equipos de trabajo meses atrás, razón por la cual se vio obligado a alejarse de sus hijos y su familia.

La mañana de hoy familiares de José Iván Cruz retiran su cuerpo del Instituto de Medicina Legal (IML), para trasladarlo hacia la Isla de Ometepe.

La vela de la víctima se realizará en horas de la tarde y noche de este miércoles y posteriormente, este jueves en horas de la mañana será sepultado.

La CPDH solicitó al Gobierno de Nicaragua reflexionar y cesar la detención y hostigamiento hacia las personas que participaron en las protestas, así como respetar los derechos humanos.