•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Familiares de José Iván Cruz, de 45 años y originario de Ometepe, atribuyen su suicidio a la presión de sentirse perseguido por la Policía Nacional, que le buscaba por haber participado en las protestas antigubernamentales.

CPDH: hermano de reo que se suicidó sufría persecución por haber participado en las protestas

Así lo denunciaron este miércoles en la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), donde expusieron que Cruz llevaba meses escondido en Managua y sufría porque su hermano Max estaba encarcelado y con una herida de bala en la pierna, la que se le había infectado.

José Iván dejó una carta de despedida, en la que asegura que prefería “morir antes que estar en la cárcel”, reveló una de sus sobrinas.

Los familiares, quienes pidieron no ser identificados, afirmaron que los hermanos Cruz participaron en las protestas en Ometepe y cuando Max resultó herido de bala y fue apresado, José Iván se alejó de sus hijos para ir a esconderse a Managua.

En la carta de despedida, según sus parientes, le pide perdón a sus tres hijos por dejarlos en la orfandad. “Sepan que traté de luchar, creí que podía continuar con mi vida en la ciudad (Managua) y poder volvernos a ver, pero no se puede. Ya no tengo fuerzas para seguir viviendo, he pasado mucha tristeza, dolor y luto. Mi cuerpo ya no resiste, por esta razón decidí llegar hasta donde está su mamá, sé que no es la mejor manera, pero lo intenté. Dios me perdone”, se lee en las páginas de un cuaderno que utilizó para su último mensaje. 

La mañana de este miércoles, los familiares de Cruz llegaron al Instituto de Medicina Legal (IML) a retirar el cuerpo. Llevaban ramos de flores y sacaron el ataúd en una camioneta.

En el volcán

"Era un líder de su comunidad y en determinado momento decidió crear una organización de jubilados, en representación del Movimiento Azul y Blanco", dijo Pablo Cuevas, asesor legal de la CPDH.

Afirmó que varios miembros de la familia Cruz tuvieron que disgregarse y él entró en una especie de clandestinidad.

El abogado pidió el respeto a los derechos humanos de la población y que el Estado deje de perseguir a ciudadanos por haber protestado de forma cívica.

José Iván Cruz se ocultó primero en las faldas del volcán Concepción y en varias ocasiones la policía llegó a buscarlo, relataron sus parientes.

Cuando logró salir de la isla, se refugió en la casa de familiares en Managua, donde pensó que podría rehacer su vida, porque no lo conocían. Sin embargo, seguía siendo buscado por la policía.

Juicio pospuesto

El inicio del juicio a Max Cruz estaba previsto para este miércoles, pero fue reprogramado para el próximo 1 de marzo.

"El juicio no se pudo iniciar por reestructuración de agenda", confirmó la jueza Primero Distrito Penal de Juicio de Managua, Irma Laguna.

Max Cruz enfrenta dos juicios: el primero por homicidio frustrado y el segundo por robo agravado, daño agravado e incendio en perjuicio del Frente Sandinista (FSLN), porque lo señalan de quemar la oficina del zonal del partido gobernante, en el municipio de Altagracia, Ometepe.

Los compañeros de cárcel de Max han hecho huelgas de hambre y desobediencia carcelaria, en protesta porque las autoridades del penal de Tipitapa le han negado asistencia médica para curarle la pierna.