• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Gonzalo Koncke, jefe de gabinete de Luis Almagro, secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), se encuentra en Nicaragua desde la noche de este miércoles y aunque aún no se divulgan las razones de su presencia en el país, fuentes de la OEA confirmaron que sostendrá reuniones de alto nivel con autoridades de Nicaragua y que su visita al país concluirá este mismo jueves.

La repentina visita no ha sido oficializada por la OEA, sin embargo, fuentes políticas aseguraron que la llegada de Koncke responde a una reunión con el Gobierno de Nicaragua, para analizar las vías de una eventual reanudación de un diálogo en Nicaragua.

El enviado de Almagro vino a Nicaragua acompañado de Luis Ángel Rosadilla, quien desde antes de estallar la crisis sociopolítica en Nicaragua en abril pasado, ha sido criticado por avalar los últimos comicios en Nicaragua, al formar parte de las delegaciones enviadas al país por la OEA.

Mientras tanto, la delegación de Argentina ante la OEA, publicó en su cuenta de twitter una fotografía de la reunión que sostuvo este miércoles el Grupo de Trabajo para Nicaragua de este organismo, en la cual estuvo presente el secretario general Luis Almagro.

"El Grupo de Trabajo del Consejo Permanente para Nicaragua, se reúne para dar seguimiento a las actividades desarrolladas, recibir la presentación del Secretario General y analizar los próximos pasos", indica el mensaje de la delegación de Argentina que acompañó la fotografía.

Sesión del Grupo de Trabajo de la OEA para Nicaragua, realizada este miércoles en Washington, donde estuvo presente el secretario general Luis Almagro.

La última vez que Gonzalo Koncke estuvo en Nicaragua fue en mayo del año pasado, cuando sostuvo reuniones con diversos sectores de la sociedad civil y representantes del gobierno.

En esa ocasión Koncke refirió que estaba “confiado” en que el Gobierno de Nicaragua aceptaría las recomendaciones del Consejo Permanente de la OEA, sin embargo, lo que ocurrió después fue que las autoridades nicaragüenses rechazaron el trabajo de la OEA en Nicaragua, tachando a este organismo de parcializado ante la crisis sociopolítica.

Las recomendaciones de la OEA, tras el inicio de la crisis han sido la reforma total al sistema electoral de Nicaragua, el desarme de paramilitares y el adelanto de elecciones.

Koncke dijo a otro medio de comunicación nacional que por el momento no podría hablar de los motivos de su visita, pero indicó que “ya habrá momento para hablar con la prensa”.

Durante una reunión del Grupo de Trabajo de la OEA para abordar la crisis de Nicaragua el pasado 12 de diciembre, en el cual este organismo presentó su tercer informe sobre la situación de los derechos humanos en el país, Gonzalo Koncke solicitó al Gobierno de Nicaragua una convocatoria a elecciones y una reforma electoral a fondo.

“Vemos como la situación en Nicaragua no ha mejorado, el Gobierno mantiene su camino de apartarse de las prácticas democráticas y a su vez cierra la puerta a un diálogo inclusivo y trasparente que podría traer beneficios a todo el país y obstaculiza la labor de quienes tienen como objetivo único la búsqueda de la verdad. Escuchar el testimonio de las víctimas resulta en una verdad desgarradora, así como hemos señalado desde la secretaría general con nombre propio la violación de los derechos humanos, debemos también hacerlo en este caso", lamentó Koncke durante esa sesión en diciembre.