• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

La sorpresiva visita de una delegación de alto nivel de la Organización de Estados Americanos (OEA) a Nicaragua, generó este jueves expectativas positivas entre representantes de partidos políticos.

La delegación que al parecer solo sostuvo reuniones con representantes del Gobierno nicaragüense, estuvo encabezada por Gonzalo Koncke, jefe de gabinete del secretario general de la OEA, Luis Almagro.

Koncke no quiso brindar declaraciones al ser abordado en las afueras del hotel donde se hospedó y según confirmaron en la oficina de la OEA en Managua, la mañana de este viernes abandonaría el país.

Koncke arribó a Nicaragua el pasado miércoles por la noche, acompañado de Luis Ángel Rosadilla y Rosa Díaz, quienes también forman parte del equipo de Almagro.

Representantes de partidos políticos dicen que la visita de Koncke a Managua puede estar relacionada a una posible reforma  electoral.  Jorge Ortega/END

Gonzalo Koncke y Luis Ángel Rosadilla estuvieron juntos en el país, en mayo de 2018, cuando el Canciller Denis Moncada solicitó a la Conferencia Episcopal su asistencia a la cuarta sesión plenaria del fallido diálogo nacional, Rosadilla regresó en julio acompañado de Luis Porto, otro asesor del secretario general de la OEA.

La llegada de los funcionarios de la OEA, el año pasado, se dio en medio de fuertes señalamientos sobre la falta de institucionalidad, desconfianza en el Poder Electoral y deterioro del estado de derecho en el país, planteados en ese momento en el diálogo por estudiantes, la sociedad civil, el sector privado y el Móvimiento campesino.

Expectativas positivas

“Es muy probable que vengan a tratar el tema de las reformas electorales. Ayer (el miércoles) representantes de los partidos políticos que participarán en las elecciones regionales del Caribe, el 3 de marzo, nos reunimos en la empresa que imprime las boletas electorales y ahí se nos informó que pronto viene una reforma electoral”, expresó Marvin Martínez, secretario político nacional del Partido Conservador (PC).

Martínez dijo que los delegados de la OEA se reunieron solo con representantes del Gobierno.

“Lo de la reforma electoral nos lo comunicaron ayer (el miércoles) y este jueves la delegación de la OEA está en Managua, pero esperamos que se instale un diálogo nacional para superar la crisis que afecta al país”, añadió Martínez.

La visita de la OEA “nos ha tomado por sorpresa, pero es agradable, porque la presencia de la OEA da a entender que se pueden reanudar las conversaciones entre el Gobierno de Nicaragua y ellos, y de ser así, significa que podría abrirse de nuevo el tema de las reformas electorales”, indicó por su parte, Kitty Monterrey, presidente nacional del Partido Ciudadanos por la Libertad (CxL).

Luis Ángel Rosadilla (izquierda) y Gonzalo Koncke, de la OEA, al entrar este jueves a un hotel en Managua.  Jorge Ortega/END

“Que venga una misión de alto nivel de la OEA”, comentó Monterrey, “es algo que genera expectativas positivas, es una esperanza para todos los que queremos ver una salida a la crisis, que pasa por el establecimiento de un diálogo nacional, la libertad de los presos políticos y las reformas electorales con elecciones adelantadas”.

Esta visita “es inesperada”, sostuvo por su parte Jorge Irías, representante del Partido Liberal Constitucionalista (PLC), “pero de esas visitas inesperadas salen soluciones”, agregó.

“La delegación de la OEA tuvo que llegar con el consentimiento del Gobierno y viene a una reunión con el Gabinete, esperamos que deje como resultado el restablecimiento del diálogo, con el tema de elecciones adelantadas en la agenda y liberación de los presos políticos”, señaló Irías.