• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • EFE

Al menos dos grupos de manifestantes presos en Nicaragua están en huelga de hambre en dos recintos penitenciarios, en protesta contra los supuestos malos tratos que reciben de las autoridades, según denunció este viernes la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

Los reos "le han pedido a sus familiares que no les lleven alimentación, porque están cansados de que les estén violando sus derechos", dijo Marcos Carmona, secretario ejecutivo de la CPDH.

El grupo de detenidos en las recién inauguradas instalaciones de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), de la institución policial, al suroeste de Managua, inició la huelga de hambre el jueves, y el otro, que está en la cárcel "La Modelo", en la ciudad de Tipitapa, situada al este de la capital, lo hizo el miércoles, según el organismo defensor de los derechos humanos.

Según la CPDH, los presos exigen que se les respeten garantías de ley, como poder comunicarse con sus abogados defensores o su derecho a recibir visitas, que actualmente "se las cancelan de manera arbitraria".
La cifra de los detenidos en huelga de hambre no fue precisada por el secretario ejecutivo de la ONG.

Carmona anunció que la CPDH tomará acciones legales contra las autoridades de Nicaragua que practiquen malos tratos contra los manifestante presos.

"Ya no podemos, nosotros, como CPDH, solamente estar denunciando, también vamos a tomar acciones contra estos funcionarios que están violando y abusando de su autoridad, cometiendo prevaricato, abusando de sus funciones, esto no puede seguir", dijo el secretario ejecutivo de la organización, Marcos Carmona, en conferencia de prensa.

Carmona reconoció que difícilmente los procesos contra las autoridades serán admitidos por el sistema de justicia de Nicaragua, pero insistió en que la CPDH no seguirá limitándose a denunciar.

"Instamos a los familiares a ver acciones que vayan encaminadas a la judicializar a estos malos funcionarios, que creen que están por encima de la ley desde hace mucho tiempo", resaltó Carmona.

Carmona agregó que los reos tomaron la decisión de ir hasta las últimas consecuencias, por los daños que esto pueda causarles a su salud por la falta de ingesta de alimentos, “y responsabilizaron al Estado de Nicaragua por esto".

El director de CPDH, señaló que se sigue cometiendo una serie de abusos de autoridad que dejan en la indefensión a los procesados.

El doctor Pablo Cuevas, abogado de la CPDH, señaló que hay abuso de autoridad por parte de los funcionarios, tanto de la DAJ como del Sistema Penitenciario, al no acatar las normas que los rigen como institución y las leyes constitucionales.

"Desde hace tiempo que no permiten a los abogados ver a sus defendidos, que es un derecho según el artículo 103 del Código Procesal Penal, ya que de esta manera pueden conocer elementos necesarios para su defensa", comentó Cuevas.

Cuevas mencionó que incluso a los jueces ejecutores, con una orden del Tribunal de Apelaciones les impiden el ingreso.