• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • ACAN-EFE

El sacerdote de Nicaragua Mario Guevara, quien en diciembre fue atacado con ácido sulfúrico por una ciudadana rusa, necesitó una nueva intervención quirúrgica esta semana, pese a que su recuperación parecía satisfactoria, informó este domingo una fuente de la Iglesia Católica.

"El padre Mario fue nuevamente operado y se recupera en el hospital", dijo el vicario de la catedral metropolitana de Managua, Silvio Romero, durante la misa dominical. Guevara, de 59 años, fue atacado por Elis Leonidovna Gonn, de 24 años y originaria de Rusia, durante una sesión de confesiones en la catedral metropolitana de Managua, el pasado 5 de diciembre.

Desde entonces el sacerdote ha necesitado diversas cirugías plásticas en el rostro, la espalda, brazos y piernas. Romero no detalló en qué parte de su cuerpo fue operado el padre Guevara, quien ha necesitado estar en salas de cuidados intensivos.

Pese al éxito de las operaciones, se trató de un proceso difícil para Guevara, debido a varios padecimientos crónicos de salud, entre ellos la diabetes y un proceso de diálisis al que necesita ser sometido de forma periódica, según el clero.

El ataque contra el sacerdote ocurrió en la catedral de Managua / Oscar Sánchez El padre Guevara perdonó a su agresora y llamó a "tener misericordia con la muchacha", en la primera ocasión que tuvo de hablar tras el ataque, luego de que se confirmaron las graves consecuencias de la agresión.

La agresora guarda prisión preventiva a la espera del juicio en su contra.