• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Nicaragua registró dos casos nuevos de muerte materna y sumó seis en lo que va del año, las últimas víctimas fueron una adolescente de 16 años y una jovencita de 22 años.

La más reciente víctima de 16 años, falleció media hora después de haber dado a luz a un bebé de 6 libras y media en la comunidad de El Tortuguero, municipio de la Región Autónoma de la Costa Caribe Sur (RACCS).

Después del parto, la adolescente presentó convulsiones, sin que haya tenido la oportunidad de ser trasladada a una unidad de salud.

El segundo caso ocurrió también en esta región del Caribe nicaragüense, específicamente en la comunidad Las Mercedes, de Bluefields.

En este caso, la víctima fue identificada como Alba Luz Oporta Garmendia, de 22 años, quien dio a luz en el hospital de Nueva Guinea a un bebé de 7 libras y media.

Durante el trabajo de parto, la joven presentó abundante “sangrado”, teniendo que ser trasladada al centro asistencial de Juigalpa, donde lamentablemente falleció tras ser ingresada.

Los bebés de ambas mujeres se encuentran en excelente estado de salud, según información oficial y del Boletín Epidemiológico del Minsa.

Los más recientes casos se suman a los cuatro que fueron reportados por las autoridades de salud hasta la sexta semana del año, para un total de seis.

Los primeros casos

La primera víctima del año fue una joven de 19 años, originaria del departamento de Chinandega, quien vía cesárea tuvo a un bebé que pesó 3.4 kilos y que se encuentra en buen estado de salud,

semanas después, las autoridades identificaron a Yesenia Lira Mora, una joven de 21 años, originaria del municipio de Rosita, como la segunda víctima fatal.

Cada uno de estos casos ocurrieron en las zonas más aisladas y pobres de Nicaragua, donde las mujeres que viven en comunidades alejadas de las unidades de salud esperan hasta el último momento para acercarse a un puesto médico, han corroborado en el pasado expertos en la materia.

Las muertes siguen ocurriendo a pesar de los esfuerzos del Gobierno por lograr una reducción en las estadísticas. En 2018, según cifras del sector salud, ocurrieron 48 muertes maternas, una menos con respecto al 2017, cuando registraron 47 casos.

La mortalidad materna en Nicaragua, según el Minsa, se redujo de 92 por cada 100,000 nacidos vivos en 2007 a 35 por cada 100,000 nacidos vivos en 2017.

El Ministerio de Salud dispone de 178 casas maternas distribuidas en los principales municipios del país.