•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

El cardenal Leopoldo Brenes, arzobispo de Managua y presidente de la Conferencia Episcopal, declaró este jueves en el Vaticano que el nuevo esfuerzo para lograr un entendimiento en Nicaragua debe tener un nuevo ambiente, para tratar temas cruciales como el de los presos políticos.

Un grupo de empresarios facilitó la reapertura del diálogo nacional, el fin de semana pasado al tomar la iniciativa de hablar con el presidente Daniel Ortega, reunión en la que estuvo Brenes.

“Los empresarios proponían que se hiciera como una ruta, era una propuesta, este grupo de empresarios se iban a reunir con una delegación de la Presidencia, para estudiar, afinar entre los dos, la ruta”, dijo Brenes a la periodista Patricia Ynestroza, del Vaticano News en Ciudad del Vaticano.

Sobre los temas del diálogo, que iniciará el próximo miércoles 27 de febrero, Brenes declaró: “Pienso que tendrán que ser muchos encuentros en los cuales se puedan ir tocando los temas cruciales que están, como decimos en Nicaragua, barajándose, como es el tema de los presos políticos, los medios de comunicación, el Consejo Supremo Electoral; todas estas cuestiones se tendrán que tratar en un nuevo ambiente, porque también hay que ver que sería un segundo momento en este proceso”, precisó el prelado nicaragüense.   

“Desde hace varias semanas había esa iniciativa de parte de empresarios que querían tener un encuentro con el presidente y la vicepresidenta y se hicieron los contactos respectivos, se hizo la propuesta y el sábado 16 por la tarde se nos comunicó que se iba a dar eso para que acompañáramos ese encuentro que hacía mucho meses no se había dado”, relató el cardenal.    

Cardenal Leopoldo Brenes. Archivo/END

“Hemos estado orando, hemos tenido campaña de oración para que las partes puedan sentarse y ponerse de acuerdo en buscar una solución a la situación que estamos viviendo en el  país”, recalcó.

También destacó como positivo el restablecimiento de las comunicaciones del Gobierno con la Organización de Estados Americanos (OEA).

“A Dios gracias, porque la OEA regresó otra vez a Nicaragua. La OEA tiene experiencia en apoyar en cuestiones de un acompañamiento que se pueda dar para la realización de elecciones. Una de las cosas que la ciudadanía está pidiendo es realizar elecciones libres, transparentes y con observadores”, refirió Brenes.  

El cardenal se encuentra en Roma desde el lunes pasado participando en un sínodo en el que se abordan las estrategias para enfrentar el abuso de menores en la Iglesia.