• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

El diálogo nacional comenzó hoy en Nicaragua con una pequeña confusión en el sonido, unas cuantas risas entre los negociadores, que relajaron el ambiente, y un poderoso mensaje del nuncio, Stanislaw Waldemar Sommertag.

Las negociaciones se llevan a cabo en el INCAE, donde su rector, Enrique Bolaños Abaunza, dijo que "nos encontramos en una coyuntura que, desafortunadamente se repite una y otra vez en nuestra historia, en la que o nos rehacemos como ciudadanos dignos o nos seguimos destruyendo paso a paso, día a día".

El evento oficialmente comenzó a eso de la 10 am, con un ligero error: El sonidista en vez de poner las notas del Himno Nacional, puso una canción electrónica, bastante moderna, arrancando risas a los negociadores.

“Comenzamos bien” o “Estaba planificado”, dijeron en voz alta los representantes de ambas partes: la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el gobierno.

Tras el pequeño incidente, sí sonó el Himno Nacional, mientras las 14 personas en la mesa central (6 de la Alianza Cívica, 6 del gobierno, más el cardenal Leopoldo Brenes y el nuncio) cantaban en voz alta.

Bolaños Abaunza dijo a los presentes: “Hoy, 27 de febrero de 2019, tengo el gusto de darles la bienvenida al INCAE para iniciar un diálogo con el objetivo de lograr una solución a los problemas políticos que aquejan a Nicaragua. Mis respetos y admiraciones al cardenal y al nuncio, estoy seguro que su participación en este diálogo será de gran valor, y su presencia fortalece este encuentro e inspira confianza y tranquilidad”.

El cardenal Leopoldo Brenes, en la mesa de negociaciones. Cortesía/END

Después, correspondió al cardenal Brenes tomar la palabra, quien recordó su reciente reunión con el papa Francisco.

“No hay que escatimar esfuerzo alguno para lograr la solución a los conflictos en Nicaragua”, dijo Brenes al citar al pontífice.

“Ser puentes es lo que queremos ser nosotros al acompañarles en estas sesiones de trabajo”, finalizó el cardenal Brenes, antes de realizar una breve oración por el reinicio del diálogo nacional.

El mensaje definitivo llegó de parte del nuncio, Stanislaw Waldemar Sommertag.

El religioso también hizo eco de una carta que el papa Francisco Francisco dirigió a Nicaragua, el 11 de mayo del año pasado.

“El dialogo humilde y sincero es un buen medio para favorecer la paz y encontrar soluciones justas y confiables a los problemas sociales y políticos. Nunca es tarde para el perdón y la reconciliación. Este nuevo encuentro es una oportunidad para una profunda y consciente reflexión sobre la situación actual del país. Confío mucho que, en esta ocasión, la generosidad patriótica de todos ustedes lleva gestos de paz y reconciliación”, dice parte de la carta leída por el nuncio.

Para cerrar el inicio de las negociaciones, el nuncio dio su más poderoso mensaje, recordando a los presentes que están ante una oportunidad histórica.

“Reunidos en este encuentro sincero y abierto, y con una actitud de buena voluntad política, social y económica, ustedes tienen una oportunidad única de pasar a la historia como verdaderos hijos de este país, que lograron entenderse y llegaron a una solución nacional por el bien de nuestra querida Nicaragua, y así sea", expresó Stanislaw Waldemar Sommertag.