•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Docenas de nicaragüenses que viven en el exilio, en Costa Rica, realizaron este miércoles un plantón frente al Consulado de Nicaragua en San José, demandando la libertad de todos los manifestantes presos, tras conocerse de la liberación de 100 reos de las cárceles de varones y mujeres, que hoy fueron beneficiados con la medida de arresto domiciliar, por parte de autoridades judiciales.

Portando la bandera de Nicaragua, los participantes leyeron un comunicado en el que expresan sus cinco demandas principales, ante la reanudación del diálogo entre el Gobierno de Nicaragua y la oposición que inició este miércoles.

La primera solicitud de los exiliados es que se deje en libertad a todos los detenidos en el marco de las protestas cívicas, que según datos de defensores de derechos humanos rondan unos 700.

Nicaragüenses en Costa Rica protestan en demanda de la liberación de todos los manifestantes detenidos. Cortesía/ END

Asimismo, pidieron que se tomen en cuenta las demandas de familiares de presos políticos, de manifestantes asesinados y de grupos campesinos, dentro de las negociaciones con el Gobierno.

La comunidad nica en Costa Rica también exigió que dentro del diálogo se permita el acompañamiento de organismos internacionales que velen por el cumplimiento de los acuerdos entre las partes negociadoras.

Los nicaragüenses demandaron que todas las libertades, estipuladas en la Constitución Política de Nicaragua, sean restituidas.

Nicas en Costa Rica realizan una protesta frente al consulado de Nicaragua en San José. Cortesía/ END

Algunos de los ciudadanos nicaragüenses también expresaron su urgencia de regresar a su país, por lo que, también exigieron garantías para los nicas que deseen regresar a territorio nicaragüense.

La manifestación se desarrolló en calma con una serie de consignas que iban desde “Justicia, justicia”, “Libertad, Libertad”, “Democracia sí, dictadura no” y “Viva Nicaragua Libre”.

Los nicas culminaron la protesta entonando las notas del himno nacional de Nicaragua y advirtiendo que desde el exilio continuarán demandando el respeto de los derechos de los nicaragüenses y, principalmente libertad para todos los presos y justicia para todos los asesinados.