•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Los principales líderes de las protestas, que iniciaron en abril de 2018 en Nicaragua, continúan en prisión, después que al amanecer de este miércoles el Gobierno excarcelara, bajo arresto domiciliar, a cien ciudadanos que participaron o apoyaron las manifestaciones antigubernamentales.

Sin embargo, cerca de 600 personas siguen en la cárcel por protestar y entre los más destacados están los líderes campesinos Medardo Mairena y Pedro Mena; Amaya Coppens, quien encabezó las manifestaciones en León; Nahiroby Olivas, líder estudiantil de León; Edwin Carcache, miembro de la Alianza Cívica y representante del Movimiento Estudiantil; Christian Fajardo, líder de las protestas en Masaya; la comerciante Irlanda Jerez; y los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda.

END

Juan Sebastián Chamorro, representante de la Alianza Cívica, dijo que la liberación de los presos continuará siendo parte de las demandas que plantearán al Gobierno en la negociación que iniciaron este miércoles en el Incae.

El Ministerio de Gobernación publicó la lista completa de los prisioneros que quedaron con casa por cárcel y fueron llevados a sus respectivos hogares en vehículos del Sistema Penitenciario Nacional.

Juicios, vigentes

Los cien reos excarcelados continuarán bajo juicio, afirmó Julio Montenegro, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

END

Las figuras bajo las cuales estas personas pasaron al arresto domiciliar son distintas, explicaron abogados consultados por El Nuevo Diario.

A unos les dieron régimen de convivencia familiar y a otros simplemente les cambiaron la medida cautelar de prisión preventiva por arresto domiciliar, explicaron abogados que han defendido a los manifestantes que son procesados.

"Lo único cierto es que los juicios para ellos siguen vigentes porque los procesos penales solo concluyen con sentencia dictada por un juez", explicó el abogado Boanerges Fornos, quien representa a 13 manifestantes opositores, de los cuales seis fueron sacados este miércoles del penal.

Julio Montenegro, quien defiende a más de 75 protestantes presos, dijo que las medidas cautelares impuestas a las personas que este miércoles quedaron en libertad condicionada, no son válidas, porque lo adecuado era dar libertad absoluta.

Explicó a El Nuevo Diario que “las medidas cautelares no corresponden a estos casos y lo que debe decretarse es una nulidad absoluta, eliminar los procesos y dejar como consecuencia de ello, en libertad a las personas”.

Plantón frente a la embajada de Nicaragua en Costa Rica por los manifestantes que aún siguen presos. EFE/END

A algunos liberados nunca se les hizo un proceso judicial y por eso no es legal que se les otorgue casa por cárcel, enfatizó.

El comité pro liberación de manifestantes presos exigió este miércoles a las autoridades dar "garantías de seguridad" a los manifestantes opositores excarcelados horas antes de iniciar el diálogo entre el Gobierno y la Alianza Cívica.

Las liberaciones

Algunos de los protestantes más reconocidos que ya están en sus casas son Ruth Matute, Karla Vanegas, Delmis Portocarrero, Cindy Cantillano, Claudia Monjarez, Ana Gabriela Nicaragua, Alex Vanegas, Carlos Valle, Andrés Gómez Castillo, Juan Bautista, Ariel Santiago Calderón, Yupanki López, William Balmaceda, Róger Martínez, Carlos Silva, Luis Enrique Cuevas, Juan Pablo Alvarado, Manuel Picado Tijerino y Gennsy Mairena.

Entre los reos que fueron puestos bajo la medida de casa por cárcel hay casos muy conocidos, como el de Ruth Matute, detenida en octubre de 2018, acusada por terrorismo y operada en enero de 2019 para cambiarle el marcapasos, luego de presentar graves complicaciones cardíacas en el Sistema Penitenciario de Mujeres.

Asimismo, fue llevado a su casa, bajo la medida de arresto domiciliar, el maratonista Alex Vanegas, detenido el 2 de noviembre por el supuesto de “escándalo público”, por correr en las calles portando la bandera nacional en forma de protesta contra el Gobierno de Nicaragua.

karla Vanegas, una de las presas que fue enviada a su casa este miércoles. Bismarck Picado/END

Vanegas no tuvo ningún proceso judicial en que se le acusara o se le dictara una condena.

También excarcelaron al profesor de Ticuantepe, Juan Bautista Brenes, quien fue detenido el 4 de septiembre por los supuesto delitos de tenencia ilegal de armas y entorpecimiento de servicios públicos, tras participar en las protestas.

Otros son Carlos Silva, enjuiciado por derribar árboles de la vida; y Carlos Valle, el papá de la estudiante Elsa Valle, detenido por pedir la liberación de su hija.

La llegada a sus casas

Desde la noche del martes, un grupo de personas con familiares detenidos en el sistema penitenciario Nacional "La Modelo", se apostó en la entrada principal de esta cárcel para esperar que sus parientes salieran y la espera se extendió hasta las primeras horas de la mañana del miércoles.

Los familiares pensaron que los reos saldrían caminando, pero las autoridades del Sistema Penitenciario decidieron enviarlos a sus casas en buses. Al salir los vehículos, la gente se aglomeró alrededor de estos y surgieron los llantos, las risas y la consigna: ¡Viva Nicaragua libre! Algo similar ocurrió en las casas de cada uno, cuando fueron recibidos por los familiares.