•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La guatemalteca, Claudia Paz y Paz, asumió la oficina del Centro por la Justicia y el Derecho Internacional (Cejil) para el programa de Centroamérica y México, una oficina comprometida en el avance y la promoción de derechos humanos en la región.

Paz y Paz, asumió esta dirección en sustitución de Marcia Aguiluz, quien lideró el programa de Centroamérica y México durante cinco años y acompañó a cientos de sobrevivientes de violaciones de derechos humanos y organizaciones en la lucha para alcanzar “sociedades más justas e incluyentes”.

 

La especialista en derecho penal, integró el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes, (GIEI), creado por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, (CIDH) y la Organización de Estados Americanos (OEA), para investigar las muertes ocurridas durante las protestas antigubernamentales que estallaron el pasado 18 de abril.  

“Me siento profundamente privilegiada de formar parte de un equipo comprometido con la vigencia de los derechos humanos (…) Estoy segura de que, en alianza con las personas defensoras de la región lograremos construir estrategias innovadoras para cambiar realidades”, afirmó Paz y Paz, señala el comunicado.

El GIEI en Nicaragua, estuvo integrado por Amérigo Incalcaterra, Sofía Macher, Claudia Paz y Paz y Pablo Parenti, personas de alto nivel técnico y reconocida trayectoria en la protección de los derechos humanos.

Viviana Krsticevic, directora ejecutiva de Cejil, dijo que este equipo, está contento de recibir a la especialista en derecho penal, sobretodo en este tiempo que el hemisferio enfrenta serios desafíos en materia de derechos humanos y democracia.

“Claudia tiene la experiencia, el talento y el liderazgo para luchar en contra de los retrocesos, empujar avances e inspirar al cambio”, afirmó Krsticevic.

SU EXPERIENCIA

Claudia Paz y Paz, es doctora en derecho penal y derechos humanos por la Universidad de Salamanca, España.

Se ha desempeñado como académica, jueza, litigante, y trabajó durante más de 25 años por el fortalecimiento de la justicia en Guatemala.

Fue la primera mujer en asumir la posición “más alta” en la Fiscalía General del Ministerio Público de Guatemala, cargo que ocupó entre 2010 a 2014.

Amérigo Incalcaterra, Sofía Macher, Paulo Abrão, Antonia Urrejola, María Claudia Pulido, Claudia Paz y Paz y Pablo Parenti. /Oscar Sáchez “Bajo su dirección como Fiscal General, el Ministerio Público impulsó la investigación de graves violaciones de derechos humanos cometidas durante el conflicto interno que azotó al país hasta 1997”, dice el comunicado.

La CIDH, también la nombró miembro del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) de Ayotzinapa, conformado en noviembre de 2014, en el marco de la desaparición de 43 estudiantes normalistas en esta ciudad de México.

Su experiencia ha sido reconocida en numerosas ocasiones. En 2012, la revista Forbes la incluyó dentro de la lista de las cinco mujeres más poderosas del mundo, y en 2013 fue nominada al Premio Nobel de la paz.