•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

La alta representante de la Unión Europea (UE) para la Política Exterior, Federica Mogherini, consideró hoy las reuniones entre el Gobierno de Nicaragua y la opositora Alianza Cívica como el "primer paso" para superar la crisis iniciada en abril pasado.

"Los últimos acontecimientos en Nicaragua son un primer paso positivo para superar la actual crisis política a través de una solución negociada", indicó una portavoz de Mogherini en un comunicado.

La jefa de la diplomacia de la UE celebró que las dos partes hayan "retomado el diálogo nacional" y que se haya "suavizado" el régimen penitenciario de cien presos que habían sido arrestados tras el estallido de las protestas en Nicaragua, que dejaron cientos de muertos y detenidos.

"Esperamos que todos los presos detenidos ilegalmente sean liberados. Un debido proceso, así como otras garantías legales consagradas en la Constitución, deben ser respetados para todos los prisioneros", señaló. Mogherini consideró el respeto de los derechos fundamentales, especialmente la libertad de expresión y asamblea, "esencial para restaurar la confianza". En su opinión, un diálogo "verdadero e inclusivo" también debería abordar las reformas requeridas para garantizar unas elecciones creíbles.

"Esperamos que el Gobierno restablezca la cooperación con organizaciones internacionales como la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) y sus órganos, y que permita el regreso de la Oficina del Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos (ACNUDH)", apuntó.

Miembros de la Alianza Cívica por la justicia y la democracia / Orlando Valenzuela La segunda sesión de la mesa de negociaciones entre el Gobierno de Daniel Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia concluyó este jueves sin acuerdos concretos y sin haber discutido aún los temas de fondo.

Nicaragua instaló esta nueva mesa de negociaciones para superar de forma pacífica la crisis sociopolítica, que ha dejado 325 muertos desde abril pasado de acuerdo con la CIDH.