•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

A propósito de la conmemoración del Día Nacional del Periodista en Nicaragua, la Fundación Finlandesa para la Comunicación y Desarrollo (Vikes, por sus siglas en idioma finés), la Unión de Periodistas de Finlandia (UJF), el Colectivo de Derechos Humanos Nicaragua Nunca + y la Articulación de Movimientos Sociales, se pronunciaron este viernes para condenar las agresiones registradas en el país contra periodistas independientes, en los últimos 10 meses de crisis sociopolítica.

Vikes señaló a través de un comunicado, su “inequívoca condena” frente a las amenazas físicas y psicológicas, la intimidación, hostigamiento y persecución experimentada por periodistas independientes nicaragüenses, quienes también se han visto obligados a exiliarse.

Por su parte, el Colectivo de Derechos Humanos, además de saludar a los periodistas independientes en su día, resaltó el honor que merecen los comunicadores por su coraje, sacrificio y entrega, a pesar de los peligros que corren en Nicaragua al ejercer su labor.

Peligro que, según el colectivo, se refleja en la muerte del periodista Ángel Gahona, quien murió ejerciendo su labor de informar. Además, recordaron la criminalización de los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda, quienes dirigían el Canal 100% Noticias, para los que demandaron libertad.

NADA QUE CELEBRAR

La Articulación de Movimientos Sociales deploró que los periodistas “no tengan nada que celebrar”, pues han sufrido “ataques sostenidos” de parte del Gobierno de Nicaragua desde el 18 de abril de 2018.

Agregaron, en su comunicado, que durante estos 10 meses decenas de ellos han sido golpeados, robadas sus cámaras de televisión y de fotografía y golpeados por fanáticos pro-gobierno y agentes de la policía, pero destacaron que pese a todo eso, los periodistas han continuado reporteando y transmitiendo los hechos relevantes de la resistencia pacífica de la ciudadanía nicaragüense.

DEMANDAN LIBERTAD

Por lo cual, VIKES instó al Gobierno a dar órdenes a la Policía para que “deje de allanar salas de redacción, devuelva todos los equipos y documentos incautados y permita a los medios de comunicación trabajar sin temor a represalias violentas, interferencias o arrestos”.

Asimismo, pidieron la liberación “inmediata” de periodistas y trabajadores de medios de comunicación que permanecen encarcelados.

Además, solicitaron respeto a las garantías constitucionales de “libertad de expresión”, pues señalaron que “un medio libre e independiente es vital para el funcionamiento de una sociedad democrática sana, en Nicaragua y en todo el mundo”.

VIKES llamó a los estados, agencias y organizaciones internacionales a dar seguimiento de la situación de los medios de comunicación y periodistas independientes que permanecen en resistencia en Nicaragua, dando cobertura a disturbios civiles y documentando abusos contra los derechos humanos cometidos por la Policía y grupos parapoliciales.