•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia y el gobierno de Nicaragua, que mantienen un diálogo en busca de acuerdos para superar la crisis del país, aumentaron puntos a la “hoja de ruta” este viernes, pero sigue sin ser aprobada en su totalidad, informaron.

En las primeras tres sesiones del diálogo se han aprobado varios puntos de esa “hoja de ruta”, pero quedan otros pendientes, para lo cual las partes volverán a sentarse el lunes.

Ninguno de los negociantes ha detallado en qué consisten los puntos de la “hoja de ruta”, ni la cantidad que tiene, tras la negociación del viernes.

El comunicado de la tercera ronda de negociaciones explica que "es importante reiterar que la negociación no ha entrado a temas de fondo. Consideramos crucial que las reglas de la negociación de fondo estén claras y bien acordadas de cara a la adopción y respeto de los posibles acuerdos", agrega el comunicado.

“La definición de esta hoja es una cosa fuerte. En el comunicado inicial dijimos que hubo una propuesta inicial de 12 puntos, pero ahora hemos incorporado otros puntos adicionales y estamos avanzando en ellos. El primer borrador tenía 12, ahora tiene un poquito más y seguimos avanzando en ellos, informó Juan Sebastián Chamorro, representante de la Alianza Cívica, después de terminada la tercera sesión, este viernes.

Chamorro manifestó que “hay un ambiente de respeto mutuo. La iglesia (Católica) ha tenido una participación activa y definitivamente va a estar (en la negociación) y cuando se anuncie la hoja de ruta aprobada, este tema va a quedar claro”.

Los negociadores de la Alianza Cívica y el gobierno, en la instalación de las negociaciones. / CortesíaDe forma extraoficial, se dice que las partes no han alcanzado acuerdos en torno a los garantes que tendrá el diálogo nacional, entre otros puntos.

Por la mañana, antes de entrar a las negociaciones, Azahalia Solís, asesora de la delegación de la Alianza, dijo que esperaban "lograr un acuerdo. Hoyqueremos tener concluida y aprobada esa ruta, es decir, tener definido los plazos, mediadores o garantes, son esos elementos".

La hoja de ruta implica un acuerdo de cómo se tomarán las decisiones, las políticas de comunicación y divulgación, el horario de las reuniones, la naturaleza de los acuerdos a ser alcanzados y aspectos de logística, dice un comunicado oficial suministrado el viernes por ambos grupos de negociadores.

Las partes también han acordado reunirse de lunes a viernes "con el propósito que la negociación culmine en el menor tiempo posible", agrega el comunicado.

La delegación del Gobierno salió nuevamente del Incae, donde se realiza el diálogo, pero ninguno de sus miembros dio declaraciones en este momento, aunque sí en la mañana.

“Sé que la expectativa de la población ha sido de que estemos ya negociando los temas de fondo, pero de nada serviría negociar temas de fondo si no tenemos reglas claras, bien definidas”, enfatizó Chamorro.

Por su parte, José Pallais, negociador de la Alianza Cívica, aseguró que “ya estamos cumpliendo con las disposiciones, incluso cuando no están todavía firmadas, demostrando que hay buena fe de las partes”.

Además, Pallais mencionó que “no se han hecho público los avances porque no se han firmado, (pero) se van a hacer públicos, esperamos el lunes poder dárselo a conocer”.

Los miembros de la Alianza Cívica y representantes del Gobierno de Nicaragua habían iniciado cerca de las 11:00 a.m. el tercer día de encuentro, tras la convocatoria a un diálogo que hiciera el presidente de Nicaragua, Daniel Ortega, con el cual se espera superar la grave crisis sociopolítica y económica en que está sumergido el país.

"Nosotros esperamos que hoy (viernes) podamos tener clara la ruta, en la cual se puedan discutir los temas que nos importan, que en primer lugar y sin lugar a dudas es la libertad de todos los presos políticos, el adelanto de las elecciones y el tema de la justicia, porque no hay otra manera que Nicaragua pueda salir adelante", expresó esta mañana Azahalia Solís, quien forma parte de la Alianza Cívica.

Solís agregó que "la ruta tiene que aprobarse y esta implica mediadores, garantes, local, plazos, implica reglas del juego. Yo creo que el Gobierno está obligado, la resistencia del pueblo de Nicaragua en estos meses, el aislamiento internacional y la caída libre de la economía obliga al Gobierno a sentarse (a dialogar)".

La novedad en el tercer día del diálogo ha sido la declaración a medios de comunicación de un representantedel Gobierno, en este caso del diputado sandinista Wilfredo Navarro.

Navarro dijo que ambas partes han convenido que lo que se hará público es lo que saldrá de los comunicados oficiales "y lo que se diga por fuera no es más que diversionismo para tratar de tensar la negociación, este diálogo tiene muchos enemigos y debemos de estar con mucho cuidado para lograr la consecución de nuestros esfuerzos", comentó el diputado sandinista.