•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Las instalaciones de la Universidad Centroamericana (UCA) continúan vigiladas este sábado por agentes de la Policía, que llegaron a apostarse desde el pasado viernes, cuando se producía en el interior de ese recinto un plantón de estudiantes que demandaban libertad de todos los manifestantes detenidos en las distintas cárceles del país.

Tres patrullas y más de 10 agentes policiales vigilan  atentamente a los universitarios que salen y entran de esa casa de estudios.

Los agentes de la Policía están apostados frente al alma mater, exactamente, donde estaban ubicadas las instalaciones de Radio Ya.

Los estudiantes se muestran apresurados a la hora de salir del portón de la UCA, ven constantemente hacia atrás y hacia donde están ubicados los agentes de policías.

A pocas cuadras de la UCA, cerca de la rotonda Rubén Darío, también hay un fuerte despliegue policial, cuatro patrullas de la Policía y bus lleno de agentes antidisturbios.

El asedio se da tras la manifestación de estudiantes de la UCA, quienes decidieron protestar dentro del recinto universitario, en horas de la tarde de este viernes.

Policía en el sector de la UCA / Oscar Sanchez Cabe mencionar que, en el costado oeste de la UCA, aunque no se observan policiales uniformados, hay sujetos vestidos de civil que usan botas negras y que indica que podrían ser agentes encubiertos.

Aunque la circulación vehicular no se ve interrumpida por la presencia policial, los conductores que circulaban por el sector de la UCA y Metrocentro parecen reflejar en sus rostros molestias por el  excesivo despliegue de la Policía.
En los últimos días, la Policía Nacional ha intensificado sus labores de patrullaje para tratar disuadir acciones de protestas contra el gobierno.

Durante la protesta de ayer en la UCA, la periodista Tifani Roberts, corresponsal de la cadena Univisión, fue impactada en una pierna por una bala de goma mientras brindaba cobertura a la manifestación estudiantil. El incidente no fue de gravedad y la periodista manifestó que se encuentra bien. 

La mañana de ayer decenas de estudiantes se taparon sus rostros con pañuelos de colores azul y blanco, en alegoría a la bandera de Nicaragua, y marcharon en los pasillos y veredas de la UCA.

Se trató de la primera manifestación contra el gobierno desde la prohibición emitida por la Policía Nacional en noviembre pasado, sin embargo, ocurrió en un área privada, mientras los estudiantes hacían la protesta la Policía rodeó la universidad y los jóvenes dieron por concluida la manifestación.

Nicaragua sufre una grave crisis que ha dejado 325 muertos desde abril, miles de heridos, más de 600 personas encarceladas por haber participado en las protestas y miles de exiliados ante amenazas, asedio e intimidación.