•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Entre los más de 20,000 establecimientos y 2,000 vendedores ambulantes del mercado Oriental, el tianguis popular más grande de Centroamérica, existe un porcentaje de extranjeros de varias nacionalidades que han decidido hacer negocios en este desordenado centro de compras.

En el Oriental, a pesar de sus inescrutables callejones y caos cotidiano, es fácil reconocer a propietarios de negocios provenientes de El Salvador o Guatemala, u otras nacionalidades que están alejadas de la cultura nicaragüense, como chinos, palestinos y libaneses.

Lea: En medio de bajas ventas, el pollo aumenta de precio en mercados de Managua

El Nuevo Diario conversó con jóvenes inversionistas en ese mercado y coinciden en haber visto en Nicaragua un diamante en el que se puede ganar dinero, aunque se han visto afectados regularmente por la crisis que pasa el país desde el 18 de abril del año pasado.

Tras el estallido social de abril pasado, las ventas en el mercado Oriental se desplomaron. Archivo/END

Yu Bing Comercial, es el nombre del negocio de Xiao Di Shi, de la República Popular de China, quien con tan solo 37 años decidió hace un año dejar el país comunista, para aventurarse en la tierra de lagos y volcanes.

Los accesorios para telefonía móvil y bocinas electrónicas son los productos que ofrece en la zona conexa a la popular Caimana del mercado Oriental.

Xiao Di Shi decidió viajar con la esposa e hijos y convertir Nicaragua en su casa.

En el negocio, dice a través de una intérprete (pues no domina el español), le genera empleo a unas 5 personas, ellos son parte de los más de 50,000 empleos que genera el Oriental, según cifras dadas por la Corporación Municipal de Mercados de Managua (Conmena), en el 2018.

También: Menos zapatos escolares en el Oriental

“Vine a Nicaragua porque pensé que hay pocos chinos, y pues era conveniente venir a hacer negocios aquí”, relató Xiao, quien viaja siempre a su país de origen para traer productos.

Explica que no puede quejarse de los ingresos que le ha generado el negocio, aunque se ha haya visto afecto por la crisis.

El mercado Oriental es el tianguis popular más grande de Centroamérica. Archivo/END

Los cierres obligados por la crisis afectaban de gran manera sus ingresos, pero decidió mantenerse con la misma cantidad de empleados y garantizarles su paga. “El salario es el básico y no era justo reducirles”, enfatizó.

“Yo lo que quiero es tener productos en buen precio y crear empleos, extenderme en este mercado”, refirió mientras contaba que hay varios amigos de China que también tienen negocios en varias zonas del Oriental.

Centroamericanos

No solo propietarios asiáticos hay en el Oriental, también los centroamericanos han visto en el mercado capitalino una puerta para hacer negocios. Existen abarroterías, tiendas de calzado y bisuterías administradas por salvadoreños y guatemaltecos.

Óscar Az es guatemalteco y lleva 23 años trabajando en Chapín Comercial. Relata que, aunque no ha sido fácil establecerse, ha logrado mantener el negocio que oferta artículos varios como ropa interior para niños y adultos al por mayor.

El comerciante, de 53 años de edad, dijo que es delicado en estos días dar mayores declaraciones por la situación del país.

De interés: Rifera del mercado Oriental demanda a otra por un salario superior al de un diputado

En Chapín Comercial se da empleo a más de 6 trabajadores, entre hombres y mujeres.

“SOLO HE TENIDO PÉRDIDAS”

Hace una década, Jia Wu, de 36 años, vino a Nicaragua a probar suerte. Antes de instalarse en el mercado Oriental, tenía entre sus opciones de inversión centros de compras en Guatemala y El Salvador.

Los cierres obligados por la crisis afectaban de gran manera los ingresos de los comerciantes. Archivo/END

Algunos de sus compatriotas, ya establecidos en esos países, le insistieron en quedarse, pero el eslogan “El país más seguro de Centroamérica” lo sedujo.

Y así, en mayo del 2008, ya estaba trabajando en el mercado más grande de América Central. Jia Wu dice que los primeros años las ventas se caracterizaron por “temporadas altas y bajas”.

Lea además: Camionero aplasta por accidente a joven en mercado Oriental

No obtenía ingresos como esperaba, pero la situación le resultaba tolerable por los niveles de seguridad y la percepción de crecimiento económico.

“Habían días buenos y malos, pero en diciembre había alivio. Hasta pensé en expandirme”, dijo Wu, quien es conocido por comercializar bolsos, valijas y accesorios para teléfonos celulares.

Tras el estallido social de abril pasado, las ventas, según el comerciante de Taiwán, se desplomaron y la gente sencillamente dejó de frecuentar el mercado.

“Antes habían días buenos y malos, ahora solo hay malos, sólo pérdidas, escriba ahí que este chinito se va de Nicaragua”, pide.

También: Comerciantes reportan leve incremento en útiles escolares por falta de créditos

Wu no estableció su fecha de partida, pero aseguró que antes de tomar la decisión hizo de todo para vender, inclusive hasta viajó a los departamentos, pero de nada sirvió.

“Ya no hay nada que hacer, la gente ni pregunta. Me voy a Guatemala, allá tengo compatriotas que me esperan, estoy pensando qué hacer con mi personal, planeo visitar la zona franca y pedir que les den trabajo para no dejarlos en el aire”, manifestó el comerciante.

El mercado Oriental aglutina a muchos extranjeros. Archivo/END

Liao Guide Han es otro extranjero con inversión en el Oriental. Al igual que Jai Wu, es de Taiwán, pero a diferencia de este, solo lleva dos años en el país.  El eslogan “El país más seguro de Centroamérica” también lo sedujo.

Compró una tienda y la remodeló, vende camisetas y ropa de mujer. Su personal, incluyendo a su intérprete, no supera las cinco personas.

Le puede interesar: Venta de veneno sigue sin restricciones en los mercados

No tiene claro si abandonará el país, pero explicó, de acuerdo con Karla Espinoza, su intérprete, que esperará el mayor tiemplo posible a que la situación sociopolítica mejore.

“Antes dependía de la temporada alta, ahora basta con ver las calles del mercado, casi no hay personas transitando, varios locales han cerrado, pero voy a esperar a que todo mejore. Si eso ocurre, seguiré con mis planes de ampliarme”, manifestó Guide.

Otras nacionalidades

El mercado Oriental aglutina a muchos extranjeros, los árabes fueron de los primeros que establecieron negocios y se hicieron muy reconocidos en el sector, aunque les llamaron “turcos”; luego los chinos vinieron apoderándose, emprendiendo nuevas formas de empleo y rubros.

También se conoce que hay panameños y colombianos con negocios crecientes, pero sus propietarios no quisieron hablar, porque afirman que es muy delicado como extranjeros dar una opinión en este contexto actual que vive Nicaragua.