•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Un informe del Servicio Nacional de Migración (SNM) de Panamá indica que durante el mes de enero se aplicaron un total de 223 sanciones administrativas (expulsión, retorno voluntario y deportaciones), a migrantes que permanecían de manera irregular en ese país.

De acuerdo a la información oficial publicada en el sitio web de la institución, durante el primer mes de 2019, un total de 46 nicaragüenses han sido deportados desde el país canalero, ubicándose en el tercer puesto entre las expulsiones de migrantes ilegales en lo que va del año.

Lea: EE. UU. amplía hasta el 2020 el TPS para nicas

“Los países que encabezan las estadísticas, en lo que ha deportación, expulsión y retorno voluntario se refiere son: Colombia con (71), Venezuela con (52), seguidos de Nicaragua con (46), Cuba con (13), y República Dominicana con (11)”, indica la información oficial del SNM. 

Razones

El SNM explica que las principales causas por las cuales estos migrantes han sido deportados son por permanecer de manera irregular en el país, constituir una amenaza para la seguridad pública, haber ingresado de manera irregular y haber cometido alguna falta económica en el país canalero.

También: Hallar trabajo en España, un desafío para los nicas

“De dichas sanciones, 121 se han impuesto a hombres y 102 a mujeres”, agrega el informe.

Las estadísticas de migración panameñas indican además que en el primer mes del año, en diversos operativos, los agentes del SNM habían apresado a otros 8 nicaragüenses que permanecían de manera ilegal en Panamá.

Según datos oficiales, durante el año 2018, las autoridades panameñas deportaron un total de 1,066 migrantes nicaragüenses. Imagen referencial. Archivo/END

Por otro lado, las autoridades panameñas informaron también que en los primeros 14 días de febrero se apresaron 34 extranjeros que habían ingresado a Panamá con visa de turistas y permanecían con la estadía vencida.

De interés: Llegan a Nicaragua 78 nacionales deportados de Estados Unidos

“Las personas retenidas son de nacionalidad colombiana (10), venezolana (8), dominicana (4), nicaragüense (2), otros países (10)”, señala el sitio web del SNM.

Nicas en la mira

Desde el año 2017, las autoridades panameñas endurecieron su política migratoria debido al incremento de migrantes en su territorio. Dicho  recrudecimiento incluyó la promulgación del decreto presidencial 269, que entró en vigencia el  1 de junio del año 2017.

Esa disposición ejecutiva se redujo de 180 a 90 días el tiempo de estadía como turista dentro de territorio panameño, específicamente a extranjeros de nacionalidades nicaragüenses, venezolanos y colombianos.

Según datos oficiales, durante el año 2018, las autoridades panameñas deportaron un total de 1,066 migrantes nicaragüenses;  33.4% menos en comparación al año 2017, cuando la cifra totalizo 1,603 deportados.