•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El médico nicaragüense Ricardo José Pineda, denunció la persecución que ejerce el Gobierno de Nicaragua contra los opositores de su país y la persecución que sufren tanto médicos como estudiantes de medicina por ayudar a las víctimas de la represión.

"El terrorismo que quieren imponer es disparar (a los que protestan) y que la gente tenga la certeza de que si es herida, no va a tener quien lo atienda; y por otra parte, la persecución a los médicos es para que desistamos de atender a la población", afirma Pineda en una entrevista con Efe en Madrid.

Exiliado en Costa Rica desde agosto del año pasado, el doctor visita España para denunciar esa situación, agravada tras la ola de protestas que se desencadenó en abril pasado contra una reforma de la seguridad social y que ha derivado en una grave crisis política.

Joven herido durante protestas de Nicaragua / Imagen referencial Desde entonces, ha habido 325 muertos por las protestas, según la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), mientras que el Ejército solo reconoce 199. 

Según el médico nicaragüense, el Gobierno respondió a las protestas "con una orden de matar" y para ello usó a francotiradores y fuerzas paramilitares, mientras impedía que se atendiera a las víctimas en los hospitales.

Miembro de la Unión Médica Nicaragüense, organización creada a raíz de las protestas para unir a los médicos involucrados en la ayuda a la población, Pineda denuncia que más de 300 personas del sistema sanitario de su país han sido despedidos desde abril.

Además, cientos de médicos y estudiantes de Medicina están encarcelados o huidos de Nicaragua.

Esa situación provoca "un desastre sanitario" que afecta a todo tipo de pacientes.

"Al Gobierno hay que achacarle no sólo las muertes por disparos, también las que ha habido y pueden seguir habiendo porque el sistema sanitario es un desastre".

Asimismo denuncia que las autoridades hayan publicado los datos personales los cien manifestantes liberados de las cárceles al comienzo del proceso de diálogo para ponerlos en arresto domiciliario, y teme por la seguridad de todos ellos.

Joven recibe atención tras ser herido durante protestas de Nicaragua / imagen referencial Pineda establece claros vínculos entre la situación de Venezuela y la de Nicaragua y considera que la crisis de ambos países "es la misma".

El médico nicaragüense se mostró optimista sobre el papel que pueden tener en la resolución del conflicto de su país los diputados del Parlamento Europeo, un grupo de los cuales visitó Nicaragua el pasado mes de enero para conocer la situación.

Pineda, miembro de la Confederación Médica Latino-Iberoamericana y del Caribe (Confemel), asistió en España al III Congreso de Cooperación Internacional de la Organización Médica Colegial española, donde explicó la crisis de Nicaragua y la necesidad de la solidaridad de los médicos españoles y de la sociedad civil.