•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Bajo el lema “Revolta Feminista”, unas 10,000 feministas españolas y algunas nicaragüenses se tomaron las calles de Lugo, España, la mañana de este domingo como un preámbulo del próximo 8 de marzo, Día Internacional de las Mujeres.

En la marcha feminista estuvieron presentes representantes de la diáspora nicaragüense en España, quienes vestidas con prendas moradas y portando la bandera de Nicaragua exigieron la libertad de todas las presas políticas, que permanecen encarceladas en las celdas de Nicaragua, y respeto para todos sus derechos. 

“Los nicas nos unimos a la marcha para visibilizar la crisis sociopolítica de nuestro país, denunciando que el régimen de Daniel Ortega es machista y patriarcal, porque tiene presas a docenas de mujeres nicaragüenses solo porque protestaron en su contra”, afirmó Tamara Morales, periodista autoconvocada y trabajadora de varias organizaciones gallegas.

Españolas animan a feministas nicas

La diáspora nicaragüense quedó sorprendida del apoyo de las feministas españolas al ver sus demandas en las pancartas y mantas que llevaron, donde se leía su exigían libertad de presas políticas, pues se mostraban plenamente enteradas de la grave crisis de violación a los derechos humanos que hay en Nicaragua.

“La gente nos animaba y nos decían que hay que seguir luchando por Nicaragua. A nosotros nos parecía que la gente de España no manejaba mucha información de la crisis sociopolítica, pero en la marcha nos enteramos que saben bastante de lo que está pasando en nuestro país”, afirmó Morales.

Las feministas nicaragüenses participaron de los cantos y consignas elevadas durante la “Revolta Feminista”, donde además tocaron tambores y bailaron.

La diáspora nica reiteró que en cada espacio que tenga seguirán denunciando las violaciones a los derechos humanos de sus compatriotas nicaragüenses, pues “sufren embates del régimen de Daniel Ortega, muchas han sido detenidas por el simple hecho de salir a manifestarse, por defender sus derechos, otras han sido torturadas y algunas han sido violadas”.

Las mujeres feministas insistieron en que la “violencia machista reproduce dictaduras”, por lo cual seguirán luchando por la igualdad entre hombres y mujeres, además del amplio respeto a los derechos de todos y todas.