•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Al menos un centenar de manifestantes encarcelados por protestar contra el Gobierno de Nicaragua, y que en los últimos días pasaron a régimen de libertad condicional, sufren problemas mentales, informó este lunes el “Comité Pro

"Están saliendo muy enfermos, hay jóvenes que no duermen, escuchan ruidos, otros que ni siquiera desean comer o se quedan dormidos", dijo la integrante del Comité, Lilliam Ruiz, a periodistas.

Los manifestantes fueron enviados a cumplir su encierro en casa, luego pasar meses encerrados en algunas de las celdas con peores condiciones en Nicaragua, tras participar en protestas.

El “Comité Pro Libertad de Presas y Presos Políticos” ya ha dispuesto de un protocolo de atención médica, tanto para padecimientos psicológicos como físicos, según dijo Ruiz, madre de Hansel Vásquez, condenado a 17 años y 3 meses de prisión por "terrorismo" y otros delitos.

Manifestante con arresto domiciliar / Bismarck Picado Los manifestantes presos fueron enviados a casa en el marco de las negociaciones entre el Gobierno de Ortega y la opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para superar la crisis local, que iniciaron el miércoles, sin que hasta ahora presente avances trascendentes.

 Además: Demandan en España libertad de manifestantes mujeres presas en Nicaragua

La crisis sociopolítica que vive Nicaragua desde abril pasado ha dejado más de 300 muertos, al menos 700 detenidos, cientos de desaparecidos, miles de heridos y decenas de miles en el exilio, según organismos humanitarios.