•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La zozobra se ha apoderado de Connie Taylor y Jeremy Marina Slate, madres de los jóvenes Brandon Lovo Taylor y Glenn Slate, a quienes supuestamente les dieron casa por cárcel el sábado y hasta este lunes desconocían dónde están.

Taylor y Slate fueron condenados por la muerte del periodista Ángel Gahona, ocurrida el 21 de abril del 2018.

Las autoridades del Sistema Penitenciario de Bluefields dijeron a las madres que los jóvenes no han sido trasladados a ese penal, como se rumoraba el fin de semana pasado.

"Como el domingo fueron las elecciones, ellos no brindaron información, pero hoy (lunes) en la mañana que volvimos al penal y consultamos, nos dijeron que ellos no estaban allí", relató Slate a El Nuevo Diario.

Connie Taylor, la mamá de Brandon, agregó que los funcionarios del penal les dijeron que al parecer “era una falsa alarma eso de que los hubieran trasladados a Bluefields”.

La mujer dijo que la última vez que vio a su hijo fue el pasado 21 de febrero, durante su visita mensual al Sistema Penitenciario Nacional, conocido como La Modelo.

Periodista Ángel Gahona. Archivo/END

Lovo y Slate fueron condenados por el juez Ernesto Rodríguez Mejía, a 23 años y 6 meses, y a 12 años y 6 meses de cárcel, respectivamente.

Abogado niega

El abogado defensor de Slate, Maynor Curtis, dijo que visitó la cárcel La Modelo para conocer la situación de los dos reos, pero las autoridades se negaron a dar información sobre ellos.

“Yo presenté un oficio (orden judicial) dado por el juez Ernesto Rodríguez (ahora magistrado de Apelaciones), pero en el penal me dijeron que no tenía validez porque fue emitido hace más de un mes”, relató Curtis.

El abogado dice que explicó a las autoridades del penal que los oficios otorgados por los jueces, para entrevistarse con los reos, no tienen fecha de vencimiento, y ellos le respondieron que “por disposición administrativa, no se aceptan oficios después de 30 días de emitidos”.

“Es válido aclarar que las disposiciones administrativas no pueden estar por encima de lo jurisdiccional; es decir, debe prevalecer la orden judicial”, afirmó Curtis.

Seguimiento al caso

Julio Montenegro, abogado de la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH), manifestó que aunque esta organización no estuvo involucrada en la defensa de Lovo y Slate, como organización humanitaria están dando seguimiento al caso, pero no tienen información sobre el lugar dónde pueden estar.

Daniel Esquivel, del comité pro liberación de los manifestantes presos, dijo que también están siguiendo el caso y la información que tienen es que los jóvenes habían sido trasladados hacia la ciudad caribeña.

Brandon Lovo y Glenn Slate cuando eran juzgados.

El asesinato de Gahona, a balazos, ocurrió mientras daba cobertura a las manifestaciones antigubernamentales en la ciudad de Bluefields. El Gobierno acusó y condenó a Lovo y Slate de haberle disparado, aunque testigos afirmaron que los jóvenes son inocentes.