•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

“Reglas claras, definidas y acordadas”. De esto depende el éxito y la credibilidad de las negociaciones en el diálogo entre la Alianza Cívica y el Gobierno y son los elementos que quedarán establecidos en la llamada “hoja de ruta”.

“La hoja de ruta se refiere a todos los aspectos metodológicos (…) Todo aquello que sea necesario para que el proceso funcione”, explicó el gerente general de la Bolsa Agroindustrial de Upanic S.A., Felipe Argüello, quien actúa como representante suplente de Juan Sebastián Chamorro en la mesa de negociación.

En los últimos años, el término se ha popularizado entre la clase política, cuando quieren referirse a la planificación, programación o agenda de un hecho en concreto.

Además, es una pieza vital en conversaciones de paz, como la de 2003 que planteó una hoja de ruta para las negociaciones entre Israel y Palestina, aunque sin éxito. Luego se aplicó con resultados positivos al proceso colombiano, entre 2012 y 2016.

La Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia explicó que la hoja de ruta garantizará un “ambiente de paz y seguridad”. 

“Nicaragua se merece una negociación profesional y seria que responda a la grave crisis que atravesamos y que sus acuerdos se cumplan”, indicó la Alianza en su cuenta de Twitter.

Las partes negociadoras se han puesto de acuerdo hasta hoy en cómo se tomarán las decisiones, horario de reuniones, política de comunicación y divulgación, la naturaleza de los acuerdos y aspectos de logística. 

Carlos Tünnermann. Orlando Valenzuela/END

El primer día de sesión acordaron que se reunirán de lunes a viernes. 

“Esta negociación es compleja, todos debemos tener claro eso (…) Cometeríamos un grave error en negociar con reglas del juego poco serias o confusas”, señaló la Alianza Cívica. 

Advertencia

La Alianza Cívica, integrada por catedráticos, empresarios, estudiantes y representantes de la sociedad civil advirtió en una comunicación que la definición de la hoja de ruta demostrará el nivel de “compromiso” que tiene el Gobierno para encontrar una solución a la crisis social, política y económica. 

“En el minuto que detectemos falta de seriedad o voluntad, nos levantaremos de la mesa. Nicaragua merece respeto”, advirtió la Alianza en su última información difundida a través de las redes sociales. 

La definición de la hoja de ruta permitirá a las partes negociadoras empezar a abordar los temas de fondo. 

Ya con la hoja de ruta, la Alianza Cívica exigirá en la negociación la liberación de todos los manifestantes presos, el restablecimiento de las libertades y garantías constitucionales y reformas electorales para convocar a elecciones “justas, libres y transparentes”.