•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Desde los semáforos de la Universidad Nacional de Ingeniería (UNI) hasta los semáforos de ENEL-Central, varias patrullas policiales, repletas de agentes, se mantuvieron este lunes por varias horas ante un llamado a realizar un plantón en la Universidad Centroamericana (UCA).

La convocatoria al plantón circuló en redes sociales, el cual se realizaría en la entrada principal de esta casa de estudios.

También se observó la presencia de agentes antidisturbios.

La convocatoria que circuló en las redes sociales invitaba a la población en general a manifestarse la mañana de este lunes en contra del Gobierno y citaban a la población a las cercanías de la UCA.

Sin embargo, hasta las 11:30 a.m. no se observó la presencia de manifestantes.

Algunos policías motorizados también permanecieron dando vueltas alrededor de la universidad.

La mayor cantidad de antimotines estuvo apostada en las instalaciones de la oficialista Radio Ya.

Los guardas de seguridad de la UCA se mantuvieron en alerta y restringieron el acceso a los medios de comunicación que pretendían entrar al recinto para comprobar que no había protestas dentro de esta casa de estudios.

Civiles tomaban fotos

La presencia de dos hombres vestidos de civil que tomaban fotos por la entrada norte de la UCA,  alertó a los estudiantes.

De acuerdo con algunos testigos, estos dos fotógrafos que no pertenecen a ningún medio de comunicación, permanecieron por varias horas en este sitio y ambos conversaban normalmente mientras tomaban las imágenes.

La semana pasada, estudiantes de la UCA llevaron a cabo una manifestación a lo interno de la universidad, lo que motivó un despliegue policial en los alrededores del recinto, pero no hubo detenidos.

Sin embargo, la corresponsal de Univisión en Nicaragua, Tifany Roberts, resultó herida en una pierna por una bala de goma, disparada por un policía cuando hacían videos en las inmediaciones de la UCA.

La manifestación estudiantil duró cerca de media hora, pero hubo una buena participación de universitarios, quienes utilizando banderas de Nicaragua, trataron de revivir las protestas realizadas en 2018 que movieron multitudes contra el Gobierno.