•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Después de cinco sesiones de negociación entre el Gobierno de Nicaragua y la Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, los negociadores concretaron una “hoja de ruta” de 16 puntos.

Las conversaciones, que buscan una salida a la crisis sociopolítica que enfrenta Nicaragua desde abril de 2018, entrarán este miércoles en la elaboración de la agenda con los temas de fondo, entre estos, la democratización, la justicia y la liberación de los manifestantes presos.

Un punto que resalta en la hoja de ruta, acordada por consenso, es la invitación a tres testigos y acompañantes nacionales e internaciones.

Entre los testigos y garantes nacionales invitados están el cardenal Leopoldo Brenes, presidente de la Conferencia  Episcopal de Nicaragua (CEN), quien podrá llevar dos asesores. También enviaron una carta de invitación al ministro evangélico Ulises Rivera, coordinador de Pastores Interdenominacionales Unidos por la Nación, quien tendría también dos asesores. 

Como testigo y acompañante internacional queda el nuncio Waldemar Stanislaw Sommertag, quien estará acompañado por el secretario de la Nunciatura Apostólica, Andrea Piccioni.

Los delegados a la negociación indicaron que luego de la aprobación de esta hoja de ruta continuarán debatiendo la agenda, mientras reciben las respuestas a las invitaciones enviadas este martes.

Sobre los garantes

Según la hoja de ruta, la invitación al garante o los garantes nacionales e internacionales tendrá que esperar hasta la aprobación de la agenda, la que empezará a discutirse este miércoles.

“Una vez aprobada la agenda, las partes acordarán el nombramiento de los garantes para el cumplimiento e implementación de los acuerdos. El garante o los garantes del proceso de la negociación será designado al iniciar el proceso”, especifica la hoja de ruta.

Los obispos de la CEN recibieron este martes la invitación formal para participar en las negociaciones del diálogo entre la Alianza Cívica y el Gobierno.

La noticia fue confirmada a El Nuevo Diario por monseñor Abelardo Mata, obispo de la Diócesis de Estelí. “Justamente me notificó el cardenal Brenes que lo visitaron con la carta firmada por las dos partes, invitando a participar al diálogo”, dijo monseñor Mata en una llamada telefónica.

El canciller Denis Moncada y Juan Sebastián Chamorro, de la Alianza, fueron los encargados de llevar la invitación a los obispos de la CEN, como representantes de las partes, informaron los negociadores.

Según monseñor Mata, el cardenal Brenes convocó a los obispos a una reunión de emergencia para el próximo viernes, donde se abordará este tema.

Otros aspectos

La hoja de ruta también indica que ambas partes, Gobierno y Alianza, tendrán seis titulares que trabajarán en privado y de forma confidencial, seis suplentes y siete asesores como máximo.

En las conversaciones, cada titular solo tendrá un máximo de 3 minutos de intervención. Además, se elaborarán reglas de conducta “que regulen el comportamiento de los asistentes y las normativas que requieran”.

La política de comunicación que los representantes estarán obligados a cumplir será enfocada en la no divulgación de imágenes, videos o audios de las discusiones, y solo podrán dar declaraciones de temas aprobados. No obstante, se les permitirá el uso de celulares.

Otro de los acuerdos es que el ingreso a las instalaciones del Incae deberá ser mediante acreditación. 

El horario de las reuniones será de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. con la posibilidad de extenderse.

Los negociadores también acordaron que las decisiones deberán ser de consenso y se pusieron como plazo, para suscribir los acuerdos, el 28 de marzo próximo. “Es la forma de adopción de los acuerdos y la metodología de las negociaciones”, señala la hoja de ruta.

En el punto número 11, los representantes del Gobierno y la Alianza resaltaron que ambas partes podrán, mediante los delegados titulares, “acordar la conformación de comisiones de trabajo”.

La primera sesión del diálogo se realizó el pasado miércoles 27 de febrero, día en el que cien manifestantes fueron excarcelados bajo el régimen de arresto domiciliar y convivencia familiar, luego de permanecer presos varios meses por haber participado en protestas antigubernamentales.

En diferentes ocasiones, la Alianza Cívica ha manifestado que su “compromiso transversal” es continuar demandando la liberación y seguridad de los manifestantes presos, el restablecimiento de las libertades, derechos y garantías, reformas electorales y justicia.

Hoja de ruta acelera negociación

Humberto Galo Romero

Después de cinco sesiones de negociación entre el Gobierno y la Alianza Cívica, los puntos y reglas sobre los cuales se regirá el diálogo deben estar concluidos antes de comenzar la discusión medular, afirman analistas.

“Lo que han estado haciendo estos días no es el diálogo en sí, es sencillamente la definición de las reglas del juego. Todo diálogo serio necesita de reglas que son las que al final van a garantizar el camino y lo que pasará con los acuerdos futuros”, afirmó el exdiplomático nicaragüense José Dávila.

Desde el miércoles 27 de febrero, fecha en la que se reiniciaron las conversaciones entre el Gobierno y la Alianza Cívica, se han logrado establecer algunos elementos de común acuerdo, tales como la estructuración de los puntos a abordar (en un primer momento se habló de nueve puntos acordados, ahora se dice que son 15), también se pusieron de acuerdo en los días de reunión y la manera en la que se darán a conocer los avances —mediante comunicados conjuntos— por mencionar algunos.

Seis representantes del gobierno y seis de la alianza cívica serán los negociadores titulares. AFP/END

Sin embargo, todavía este martes se discutía quiénes iban a ser los garantes y testigos de la negociación y el rol que desempeñaría la Conferencia Episcopal de Nicaragua.

Dávila, exembajador de Nicaragua en Alemania, considera también que una vez que se den a conocer en su totalidad “las reglas que ellos han denominado hoja de ruta, será el instrumento bien delineado para poderle entrar propiamente al diálogo, donde la agenda claramente para Nicaragua es el retorno a las libertades públicas y la democratización del país”.

Confiar

Para el analista José Ángel Peraza, lo que se ha hecho hasta ahora es definir la parte operativa del proceso de negociación, por lo que se debe dejar madurar esta fase y posteriormente entrar a tratar los temas torales: democratización, justicia y liberación de los manifestantes detenidos.

“Hay que esperar la hoja de ruta, pueden haber muchas críticas pero mientras no las tengamos a mano no podemos decir si valió la pena esperar o no. Sin embargo, hay algunas cosas preocupantes, como por ejemplo, aún no se define el papel que van a jugar los obispos, que no se quieren garantes, o por lo menos no los que ellos (Gobierno) desean, entonces hay dudas en el proceso, tal vez no por las personas que están participando de parte de la Alianza, pero sí de, digamos, poder alcanzar un acuerdo satisfactorio para todos los nicaragüenses”, manifestó Peraza.

El entrevistado agregó que el proceso de negociación debería desarrollarse en corto plazo para así ir obteniendo resultados puntuales sobre la base de la negoción en los tres temas principales.

“Hay quienes dicen que se podría seguir dialogando aún con personas detenidas. Yo creo que eso es grave porque muchos de quienes están presos ni siquiera han sido juzgados o no tienen ninguna causa abierta, o no han sido condenados y, por lo tanto, esa gente por principio debería estar en las calles”, dijo Peraza.

En tanto, Dávila es de la idea que de los temas fundamentales, probablemente el de la justicia, sea el que más demore porque el sistema de justicia del país es complicado, ya que con el Gobierno actual no hay garantía que se pueda lograr.

“Pero a final de cuentas, este diálogo nos debe de llevar a consultar a los nicaragüenses sobre qué gobierno queremos y eso se da por medio del sufragio universal, unas elecciones libres y honestas con nuevas estructuras electorales, con nuevos magistrados y con mucha observación electoral internacional”, afirmó Dávila.