•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El estudiante universitario Ariel Ramos Vílchez, originario de Rivas denunció que la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua de León (UNAN-León), le bloqueó  la matrícula de reingreso a segundo año de la carrera de Medicina por razones que las autoridades universitarias aún no le aclaran, pero que él deduce que obedece a una represalia, “por haber salido a defender mis derechos como estudiante  y ciudadano nicaragüense”, durante el estallido de las protestas en abril del 2018.

Rodolfo Mairena, vocero de la UNAN-León señaló este miércoles escuetamente, que “es totalmente falso” el señalamiento de algunos estudiantes, que aducen de que en el alma mater se les niega el derecho a la matrícula porque supuestamente hayan participado en protestas antigubernamentales.

Lea: Condenan a 25 años y 9 meses de prisión a acusados por crimen de manifestante Denis Madriz

En declaraciones a El Nuevo Diario, el joven Ramos Vílchez, de 20 años, relató que intentó matricularse en la facultad de Medicina de la UNAN- León, entre el 12 de febrero y 4 de marzo.

En dicha universidad, la fecha de matrícula en línea, tanto de nuevo ingreso como reingreso inició  el 11 de febrero y culminó el 4 de marzo y según Ramos, pese a su insistencia, le negaron la matrícula y aduce que le cercenaron este  derecho  por  participar en las protestas antigubernamentales que surgieron a partir de abril del 2018, fecha en que él se retiró de la universidad por seguridad y por la crisis sociopolítica que vive el país desde esa fecha.

También: Mesa de diálogo espera respuesta de invitación a iglesias católica y evangélica

“El problema comenzó desde  que se abrió la matrícula porque se me negó el acceso en línea y en un principio pensé que era un  simple  error del sistema pero fueron pasando los días y nada y decidí ir a la universidad para averiguar que sucedía, pero nunca me dieron una repuesta positiva y me quedé esperando hasta el 4 de marzo”, relató el universitario.

Aseguró que en la facultad de medicina le explicaron que intentara matricularse desde una computadora y que al intentarlo les mostró inmediatamente que no tenía acceso al sistema en línea.

Ramos Vílchez relató que intentó matricularse en la facultad de Medicina de la UNAN-León, entre el 12 de febrero y 4 de marzo. Cortesía/END

Boleo de la facultad a la vicerrectoría

“La repuesta que me dieron en ese momento fue que el sistema estaba malo y les respondí que cómo es que estaba malo si ya casi todos los estudiantes de la UNAN- León están matriculados y a mí siempre me sigue negando el acceso, y tras escuchar mis palabras la secretaria de la facultad de medicina que me atendió me dijo que expusiera mi caso a vicerrectoría”, refirió.

De interés: Manifestantes presas en La Esperanza llevan una semana en huelga de hambre

Al llegar a vicerrectoría, Ramos asegura que fue atendido por la vicerrectora académica Juana Machado, y que esta le pidió que presentara una carta explicando por qué perdió su año lectivo 2018.

“Esa carta la están pidiendo a todos los estudiantes de reingreso que fueron afectados durante la crisis sociopolítica, como si fuese un requisito y cuando la entregué en vicerrectoría me dijeron que meterían mi caso a revisión, pero el período de matrículas concluyó y no obtuve ninguna repuesta”, detalló.

Ramos ingresó a estudiar la carrera de medicina en la UNAN-León en el 2017, y tras un desempeño universitario exitoso, logró aprobar el primer año, con un buen promedio y sin complicaciones y hasta se convirtió en dirigente estudiantil.

Lea además: Alemania dice que a Nicaragua le espera un camino largo y difícil 

En el 2018, los estudios de medicina  también marchaban por buen rumbo para Ramos, hasta que estalló la crisis sociopolítica “y lo que les ha  molestado a los dirigentes del Consejo Universitario de la Universidad Nacional, (CUUN), adscrito a la UNAN- León, es que  salí a defender mis derechos como estudiante  y ciudadano nicaragüense”, indicó el universitario.

“Me niegan el derecho a la educación”

Según sus palabras, los dirigentes del CUUN son los que se han encargado de orquestar expulsiones y bloqueos de matrículas, ya que asegura  que en la facultad de medicina conoce el caso de otros 13 estudiantes a los que no se les permitió su reingreso.

Ramos ingresó a estudiar la carrera de medicina en la UNAN-León en el 2017. Cortesía/END

“Yo perdí mi ciclo lectivo 2018 por la crisis sociopolítica y mi finalidad era reintegrarme este año, pero me están quitando ese espacio que me gané con mucho esfuerzo  porque  se trata de una las careras más difíciles y exclusivas, pero también me niegan  el derecho a la educación, que es uno de los derechos humanos universales”, afirmó Ramos.

También: Testigos del diálogo serán escogidos por la Conferencia Episcopal, dice Cardenal Brenes

Tras confirmar que no se le permitió su reingreso, Ramos hace planes  por continuar trabajando este año y dedicarse a estudiar inglés, sin dar por concluido su sueño de convertirse en médico, ya que piensa continuar con su carrera cuando  ocurra un reemplazo de las autoridades de la UNAN-León o si puede acceder a una universidad privada.

“Sé que es difícil acceder a una universidad privada para estudiar la carrera de medicina, pero mi sueño siempre sigue siendo convertirme en un cirujano cardiovascular”, destacó Ramos en actitud optimista, a pesar del rechazo de las autoridades universitarias.

Represalias para callar voces rebeldes

Representantes del Movimiento Universitario 19 de Abril en León, confirmaron que aunque no tienen estadísticas de casos de estudiantes a los cuales se les ha negado el acceso a matricularse, han recibido algunas denuncias de universitarios de distintas facultades.

De interés: Kevin Sullivan se declara complacido por avance de diálogo

Álvaro Ortiz, estudiante de la UNAN-León y encargado de comunicación del Movimiento 19 de Abril, explicó que este tipo de acciones en contra de los estudiantes, violenta los estatutos internos.

“Las expulsiones no solo han sido este año, desde el año pasado realizan estas acciones con los estudiantes que participaron en protestas y es por eso que las autoridades ahora toman represalias de esta forma para que no sigamos alzando la voz”, considera Ortiz.

Según Ortiz, las autoridades universitarias toman decisiones de forma arbitraria, pasando por encima de los reglamentos internos.

“La respuesta que reciben los estudiantes es que van a evaluar cada caso, pero las matrículas concluyeron el 4 de marzo y ningún caso tuvo una resolución a favor de los estudiantes”, dijo el dirigente estudiantil.

Además: “Esta reforma fiscal ha creado una total confusión”

Además, agregó que los dirigentes del CUUN se han encargado de levantar listas de los estudiantes que piensan diferente y en conjunto con las autoridades universitarias se encargan de expulsarlos.

“Qué más podemos esperar de parte de estos dirigentes del CUUN, que se prestaron al juego de golpear viejitos y trabajar de la mano con turbas del partido de gobierno, y hasta realizar el trabajo sucio de testigos falsos en contra de los líderes estudiantiles de León”, subrayó Ortiz.