•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

Ocho privadas de libertad en el penal de mujeres La Esperanza cumplen este jueves nueve días de estar en una huelga de hambre como parte de su lucha cívica, según denunciaron los familiares ante la Comisión Permanente de Derechos Humanos (CPDH).

La directora del área jurídica de la CPDH, Carla Sequeira, confirmó de la veracidad de una carta que circula en las redes sociales y en su momento los familiares darán detalles de lo que por sus convicciones están sufriendo sus hijas en las celdas de la penitenciaría.

Nelly Marilly Roque Ordóñez, Amaya Coppens Zamora, Yaritza Rostrán Mairena, María Peralta Cerrato, Jamileth Gutiérrez Moncada, Solange Centeno Peña, Johana Delgado y Karla Matus Méndez iniciaron la huelga de hambre indefinida desde el día miércoles 27 de febrero.

“Pedimos al pueblo de Nicaragua, a la comunidad internacional y al mundo que no se haga oídos sordos ante nuestro clamor por justicia”, demandan las huelguistas en su carta.

La carta dice: “Llevamos meses secuestradas ilegalmente, viviendo a diario la represión, constantes humillaciones, tratos crueles e inhumanos”, agrega el texto.

La carta también especifica que el Gobierno sigue sin mostrar voluntad de resolver el conflicto sociopolítico, sigue reprimiendo, apresando y torturando con la policía a la población.

“Ha creado (el Gobierno) una farsa al cambiar las medidas cautelares de un grupo de presos en lugar de la libertad de todos”, señala la misiva.

Las privadas de libertad afirman que no se han rendido ni van a claudicar, ya que viven la represión en su propia piel y sufren la muerte de quienes lucharon por defender la justicia y la democracia.

Al mismo tiempo, instan a la población a unirse a la lucha de la forma que pueda.

“Responsabilizamos al Gobierno y al sistema penitenciario de mujeres por las negligencias que puedan ocurrir en materia de salud”, señalan las prisioneras en su carta.