•   Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Impresa

La opositora Unidad Nacional Azul y Blanco (UNAB) informó este miércoles que en los últimos ocho días el Gobierno de Nicaragua ha cambiado el régimen carcelario a 112 manifestantes presos, en medio de las negociaciones para superar la crisis sociopolítica que afecta al país.

Los cambios de regímenes carcelarios, oficializados por el Ministerio de Gobernación el fin de semana, iniciaron la semana pasada, el mismo día en que representantes del Gobierno iniciaron negociaciones con la también opositora Alianza Cívica por la Justicia y la Democracia, para encontrar una salida a la crisis que ha dejado cientos de muertos.

Del total de manifestantes que fueron enviados a cumplir condenas a sus casas, 100 son varones y 12 mujeres, indicó la Unidad Nacional Azul y Blanco.

56 están siendo procesados

Entre los reos se encuentran 56 que están siendo procesados por “terrorismo” y otros delitos, 41 que ya fueron condenados, 9 están presos a pesar de que no enfrentan juicios —sea porque no hay denuncia en su contra o porque permanecían en prisión aunque tenían carta de libertad—, y 6 de los que no se tiene datos, detalló la Unidad.

Adicionalmente la Unidad  Nacional Azul y Blanco  informó que al menos 650 manifestantes continúan en prisión, a pesar de que protestar no es un delito en Nicaragua, para un total de 762 convictos, una cantidad menor que los 777 que cuenta el Comité Pro Liberación de Presos Políticos.

 “Casa por cárcel no es libertad”, expresó la UNAB, que exige la liberación  de todos los manifestantes que están prisioneros.