• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Web

Solo cinco de cada 100 ciudadanos que cada día son citados para integrar tribunales de jurado acuden a las citatorias.

Esta es la razón por la cual este jueves no pudo iniciar el juicio para Álvaro Domingo Torres y Juan Gabriel Martínez Obregón, acusados de haber causado la muerte de Víctor Hugo Canda Gutiérrez, quien era dueño del bar Los Tocayos.

Lea: Jueces pospusieron más de 30 juicios a manifestantes

Este jueves la inasistencia de ciudadanos para integrar los tribunales de jurado se repitió nuevamente en los tribunales capitalinos.

Cuando el juez Cuarto Distrito Penal de Juicio de Managua, Carlos Silva Pedroza solicitó en la Oficina de Gestión de Audiencia, (OGA) le hicieran pasar a los candidatos para integrar el tribunal de jurado, la repuesta que recibió es que no había ninguno.

Según la Oficina de Notificaciones del Complejo Judicial Central Managua, a diario son citados unos 500 ciudadanos para que integren los tribunales de jurado, de los cuales solo entre 15 y 25 personas acuden al llamado para importar justicia.

También: Inicia juicio para “cerebro” de estafa millonaria contra Hacienda

Los 10 jueces de Distrito Penal de juicio de la capital, entre los días lunes y jueves, programan un promedio de cuatro juicios con jurado, pero en la mayoría de los casos solo logran integrar uno y raras veces dos, según la información brindada por la Dirección de Prensa de Complejo Judicial Central Managua.

Solo 18 candidatos

Este jueves solo hicieron acto de presencia 18 de los 500 ciudadanos que fueron citados, razón por la cual únicamente solo un jurado se pudo integrar.

El juicio para Juan Gabriel Martínez y Álvaro Domingo Torres debió ser reprogramado para el 4 de abril, por la ausencia de los citados para ser jurado. Foto: Ernesto García/END

Un tribunal de jurado está conformado por cinco miembros propietarios y uno suplente.

Desde el 4 de julio del 2017 cuando entró en vigencia la ley 952, los tribunales de jurado solo deciden sobre la culpabilidad o no culpabilidad de los acusados por delitos patrimoniales entre particulares como estafa, estelionato, hurto, hurto agravado y lesiones.

En el caso de Álvaro Domingo Torres y Juan Gabriel Martínez Obregón enfrentan cargos por asesinato, robo agravado y lesiones graves. Por los dos primeros ilícitos, corresponde al juez Carlos Silva determinar si son o no culpables.

Sin embargo, por el ilícito de lesiones graves en perjuicio de Luis Salas Pravia, es un tribunal de jurado que decidirá si los acusados son culpables o inocentes de este delito que les atribuye la Fiscalía.

De interés: Juicios siguen vigentes para reos enviados a casa por cárcel

El juicio para Torres y Martínez fue reprogramado por el juez Carlos Silva para el próximo 4 de abril.

Los hechos

Los dos procesados, la noche del 15 de octubre llegaron al bar Los Tocayos, haciéndose pasar como clientes, donde pidieron cervezas, mariscos y hasta que les pusieran música y cuando todo transcurría con normalidad, intimidaron al personal del bar y a los otros presentes a punta de pistola, refiere la acusación fiscal.

Los acusados despojaron a los presentes de sus teléfonos celulares y del dinero que portaban, pero antes de huir le dispararon a Víctor Canda Gutiérrez, quien era dueño del bar. La bala le impactó en la cabeza, según el escrito acusatorio.