Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Porque supuestamente un policía de Tránsito de Masaya le dijo “h…de p…. anda quéjate donde vos querrás porque a Asuntos Internos me los paso por los h…”, el juez séptimo Penal de Audiencias de la capital, Abelardo Antonio Alvir Ramos, recurrió de queja contra el uniformado ante la comisionada Mayor Elizabeth Rodríguez.

En la carta denuncia que el judicial presentó ante la jefa de Asuntos Internos ayer, se señala que el viernes 22 de mayo iba a Masaya en compañía de Juana Alemán Pacheco, a realizar unas diligencias al Juzgado de la Ciudad de Las Flores, pero a la altura del restaurante Tip-Top que está antes de llegar a la garita, había un accidente de tránsito en el cruce de la vía Tipitapa-Masaya.

En el lugar estaban tres policías, uno dentro de la patrulla y dos más cerca de la misma, y había conos de señalización vial “mal ubicados”, cuando los demás vehículos que me antecedían comenzaron a circular, según relata.

“Delante del vehículo que yo voy conduciendo hacia Masaya iban tres vehículos, un automóvil y un camioncito de carga; y cuando estoy por llegar al lugar (del accidente), un agente de tránsito chip número 8584 me comienza a decir de manera vulgar: “¡Qué de a v..!”, relató el juez.

Él le contestó que era juez, y le explicó que pasó porque los demás vehículos avanzaron, pero presuntamente el policía le dijo que “le valía…” quien fuese, porque lo haría retroceder “a v…”

El juez señala que ante el irrespeto, le advirtió al policía que se iba a quejar en asuntos internos, pero el uniformado le habría respondido con palabras soeces que se fuese a quejar donde quisiera, y como Ramos le pidió su número de chip, se lo dio, y molesto le dijo que “él no le tenía miedo”.

Inmediatamente Alvir se fue a la Policía Nacional en Masaya, y preguntó por la Oficina de Asuntos Internos, pero nadie le supo decir dónde era, por lo que ayer decidió presentar queja formal ante la comisionada Elizabeth Rodríguez para sentar un precedente.

EL NUEVO DIARIO trató de identificar por medio del chip al policía denunciado, pero fue misión imposible, porque en la Estación de Masaya nadie contestó los diferentes números telefónicos a los cuales llamamos, pero de todos modos, la Policía investigará el incidente.