• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

“Un banco estatal que venga a extraer recursos del Estado que están depositados en los bancos, vendría a agravar la situación del sistema financiero” de Nicaragua, advierte el académico Arturo Cruz Sequeira al ser consultado por El Nuevo Diario sobre la nacionalización del Banco Corporativo (Bancorp) que ha operado con fondos procedentes de Venezuela.

¿A qué atribuye esta movida de emergencia del gobierno, de formar una institución bancaria estatal para comprar al Bancorp? ¿Cree que la creación de ese banco estatal tiene alguna relación con la reciente sanción a Bancorp?

Es claro que la creación de un banco estatal para adquirir las acciones de Bancorp es una consecuencia directa de la sanción impuesta por la Orden Ejecutiva del presidente Trump contra PDVSA y que afectó a todas las Alba del hemisferio, incluyendo Albanisa y también a Bancorp.

Al pertenecer los bancos nicaragüenses a las redes de corresponsalías bancarias internacionales, estos se tienen que comportar como si fueran entidades financieras estadounidenses. De no hacerlo, perderían sus líneas de corresponsalías o podrían también ser sancionados.

Arturo Cruz Sequeira. Archivo/END

En este sentido, los bancos privados de Nicaragua no pueden realizar transacciones con Bancorp y sus clientes no pueden hacer transacciones con clientes de ese mismo banco. Es decir, al implementarse las sanciones, Bancorp queda prácticamente “desconectado” del resto del sistema bancario.

Por lo tanto, es evidente que la creación de un banco estatal para comprar las acciones de Bancorp es una acción para evitar la sanción impuesta a este último.

¿Y esa orden ejecutiva que menciona, no especifica qué pasa con la sanción cuando ocurren este tipo de transacciones?

La Orden Ejecutiva especifica que para las personas y entidades estadounidenses, en las que hay que incluir a los bancos nicaragüenses por la relación de corresponsalía con los bancos americanos, queda prohibida para todos ellos “cualquier transacción que evada o evite, tenga el propósito de evadir o evitar, cause una violación o intente violar cualquiera de las prohibiciones estipuladas.

En virtud de lo anterior, debemos interpretar que las entidades estadounidenses o los bancos locales no podrían comprar las acciones de Bancorp o ayudarles a evitar o evadir la sanción, pero esas mismas entidades tendrían que consultar con el Tesoro si eso incluye hacer transacciones con el nuevo banco. Es algo que tendría que aclararse con el Tesoro de los Estados Unidos o ser aclarado por ellos.

¿Cuál piensa que será la reacción del departamento del tesoro ante esta situación?

Me parecería a mí que el Departamento del Tesoro va a ver con lupa esta transacción, y si considera que se trata de una manera de evitar la sanción para que sigan los mismos detrás de esta otra institución, podría ser el caso de que sancionen directamente a esta nueva entidad recién creada.

Si eso sucede hay todo un conjunto de nuevas implicaciones para el Estado con relación a las sanciones, porque sería el nuevo accionista.

¿Cómo ve la creación de una banca estatal en momentos en que existen grandes problemas de confianza en el país y que el sistema financiero se ha contraído considerablemente?

En Nicaragua tenemos definitivamente un problema de confianza, cuyo origen no proviene de los fundamentos económicos, sino que es de carácter social y político. Hasta que estos temas no se resuelvan, acciones como estas podrían exacerbar los niveles de desconfianza.

La base de depósitos se ha reducido considerablemente en el país y los bancos han tenido que hacerle frente reduciendo su cartera de préstamos. Un banco estatal que venga a extraer recursos del Estado que están depositados en los bancos, vendría a agravar la situación del sistema financiero.

La relación de la banca estatal con la corrupción en muchos países, incluyendo Nicaragua, es de larga data. ¿La ley de creación de esta entidad estatal contempla mecanismos para evitar que esto ocurra?

No he visto la ley. Pero, el Gobierno debería incorporar en su ley creadora toda una sección anticorrupción que evite estas prácticas que tanto daño hicieron en el pasado.

Arturo Cruz Sequeira. Archivo/END

La banca estatal fue un desastre financiero en la década de los 80 cuando se estatizó la banca privada. ¿Ve esto como el inicio de un proceso en que el estado empezará a nacionalizar la banca, ya sea para evitar sanciones o para castigar a los bancos que no se presten a evitar las mismas?

Es innegable que la banca estatal fracasó en Nicaragua y en la mayoría de países. Temas como la corrupción, la politización del crédito, la competencia desleal con la banca privada, el riesgo moral de no pago de las deudas, son algunos de los problemas de la banca estatal, y no hay razones ni cambios estructurales que le permitan a uno creer que esta vez sería diferente.