• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

El periodista Carlos Fernando Chamorro dijo, este jueves en Washington, que el elemento clave para superar la crisis en Nicaragua y acelerar la salida de Daniel Ortega del poder, es lograr que se restituyan las libertades públicas, que pase también por recuperar la libertad de prensa en el país.

“Yo, sinceramente, creo que en Nicaragua el elemento clave es que se restituyan las libertades, si el pueblo de Nicaragua recupera las calles y recupera la libertad de expresión, la libertad de prensa y de movilización, se acelera muchísimo más la crisis terminal de la dictadura de Daniel Ortega”, señaló el comunicador.

Durante un panel denominado “Medios y Democracia en las Américas II”, Chamorro alzó su voz por los periodistas Miguel Mora y Lucía Pineda Ubau, quienes permanecen detenidos desde el pasado 21 de diciembre.

“Lo más grave de todo, es el asalto contra 100% Noticias que fue la fase final de una censura oficial, ‘censura de facto’, pero en este caso incluyó la captura de periodistas y su criminalización por el delito de hacer periodismo (…). Es decir, se llegó ya al caso en que el ejercicio de la profesión es un crimen”, manifestó Chamorro, quien se exilió en diciembre en Costa Rica.

El director de los medios Esta Semana y Confidencial ha sido invitado por la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), desde el pasado 6 de marzo y participa en una serie de actividades en Washington para abordar el tema de las violaciones a la libertad de prensa y los derechos civiles en Nicaragua.

El panel, fue coordinado por la organización Diálogo Interamericano en conjunto con la Fundación Andina para la Observación y Estudio de Medios (Fundamedios), la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, Reporteros sin Fronteras, la Asociación Nacional de Periodistas Hispanos y el Comité para la Protección de Periodistas.

También se contó con la participación de María Elvira Domínguez, directora de El País Cali, Colombia y presidenta de la SIP; la periodista venezolana independiente, Maibort Petit; y Lori Montenegro, corresponsal en Washington de la cadena Telemundo.

La violencia contra periodistas

Durante el evento, Chamorro señaló que en Nicaragua se pasó de las amenazas y presiones contra la libertad de expresión, a una escalada que incluye la violencia física, como el asesinato de periodistas Ángel Gahona o la destrucción de radioemisoras, como el caso de Radio Darío, hasta llegar al proceso de “confiscación de facto” de medios de comunicación.

“Cuando el Gobierno se ve amenazado, su poder se ve amenazado por una rebelión, nuevamente se enfoca en la prensa como el enemigo que hay que aplastar”, añadió Chamorro.

Según el periodista, en Nicaragua también hay una campaña sistemática de intimidación a través de las redes sociales.

El caso venezolano

La periodista venezolana, Maibort Petit, relató que debido a los ataques que en la actualidad viven los hombres y mujeres de prensa, quienes son objetos directos de amenazas, la sociedad está “perdiendo información”.

“En mi caso, las he recibido justamente por la publicación de información relacionada con contratistas de PDVSA, que a la vez lavaban dinero en los Estados Unidos (…). Utilizan hasta mensajes directos de Twitter y mi blog que en múltiples oportunidades ha sido hackeado, o cuando me dicen, o eliminas el artículo o te quedas sin blog, es una lucha constante”, reiteró la comunicadora venezolana.

Según Chamorro, el caso de Venezuela con el presidente, Nicolás Maduro, es un “espejo” para el mandatario nicaragüense.

“El mundo político de Ortega termina entre Venezuela y Cuba, y lo que ocurre en Venezuela acelera los incentivos que pueda tener para buscar un camino de reformas que sean cosméticas, que le permitan oxigenarse y salvar lo que pueda salvar de su régimen”, puntualizó Chamorro.