• Nicaragua |
  • |
  • |
  • Edición Impresa

Los países del Grupo de Lima, más Ecuador, expresaron este jueves ante el Consejo de Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas (ONU) su “profunda preocupación” por el agravamiento de la situación de los derechos humanos en Nicaragua, por lo que solicitaron se “incorpore” este tema en la agenda de este organismo.

Las delegaciones de Brasil, Canadá, Costa Rica, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú y mi país, Argentina, en el marco del cuarenta período de sesiones que se celebra en Ginebra, presentaron una declaración conjunta en la que exponen el “agravamiento” de la situación en el país.

“Nuestros países presentarán un proyecto de resolución para que se pueda incorporar en la agenda de este órgano la situación de los derechos humanos en Nicaragua y para apoyar las acciones de la Alta Comisionada y la información que presenta periódicamente a este Consejo”, explicó Carlos Mario Foradori, representante permanente de la República de Argentina ante la ONU.

Los Gobiernos que presentaron la declaración conjunta, condenaron la “persistente represión” contra organismos de la sociedad civil, medios de comunicación, periodistas, líderes opositores, pueblos indígenas y estudiantes.

“Instamos igualmente al Gobierno de Nicaragua a garantizar que los autores de abusos y violaciones de los derechos humanos deban rendir cuentas y que las víctimas tengan acceso a la justicia y la reparación”, señala la declaración de estos países.

Foradori recordó que “luego de la violenta represión a las protestas populares y pacíficas de abril del año pasado”, hubo la muerte de al menos 300 personas y más de 2,000 heridos, según consta en el informe de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos publicado el 29 de agosto de 2018.

Celebran diálogo

Las delegaciones diplomáticas celebraron la reanudación del diálogo nacional anunciado por el Gobierno de Nicaragua el 21 de febrero de 2019, y que entra hoy a su octava sesión, tras haberse cumplido lo establecido en la hoja de ruta.

“Instamos a un diálogo amplio, creíble, representativo, inclusivo y transparente para permitir una resolución efectiva de la crisis”, manifestó el diplomático Foradori.

Por otro lado, los nueve países también instaron al Gobierno de Nicaragua a “renovar la cooperación con el sistema internacional de derechos humanos, de manera de crear las condiciones adecuadas que permitan evitar nuevas violaciones y abusos a los derechos humanos en el país”.

En la actualidad, ningún mecanismo internacional de derechos humanos monitorea actualmente la situación en Nicaragua.

El año pasado, el Gobierno tomó la decisión de retirar “intempestivamente” la invitación extendida a la Oficina del Alto Comisionado y a finales del año anunció la suspensión de la misión del Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes y del Mecanismo de Seguimiento Especial para Nicaragua de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.